¿Abrumado con tantos tipos de sociedades? Quizás esta sea la que necesites. Si aún tienes dudas al finalizar éste artículo, con nuestro servicio personalizado podrás averiguar cuál es la que encaja mejor con tu idea de empresa. 

 

Además de que nosotros haremos todos los trámites por ti.

CREA TU SOCIEDAD COMANDITARIA

¿Qué es una sociedad comanditaria? Las peculiaridades que te harán decidir por ella 

 

En tu búsqueda por el tipo de sociedad que más se adapte a tu negocio, te habrás topado con la sociedad comanditaria. Es una excelente opción para la creación de tu sociedad, siempre que tengas en cuenta algunas de sus características.

 

Una sociedad comanditaria es una organización mercantil donde dos o más personas se juntan para emprender un negocio. Vamos, como con la mayoría de sociedades.

 

Lo que distingue a la sociedad comanditaria es que existen dos tipos de socio con diferencias muy marcadas. Los socios colectivos y los socios comanditarios.

 

  • Los socios colectivos son aquellos que tienen el derecho y el deber de la gestión diaria de la sociedad, además de tener una responsabilidad limitada a las deudas que se contraigan.
  • Los socios comanditarios no pueden interferir en la administración de la sociedad comanditaria; pero aún así aportan un capital limitado. Su responsabilidad será en proporción a este capital.

Existen dos tipos de sociedad comanditaria, la simple y por acciones. Cada una con su particularidad.

  • La sociedad comanditaria simple no está obligada a auditar sus cuentas o depositarlas en el registro mercantil. La excepción está cuando la mayoría de sus socios son extranjeros.
  • La sociedad comanditaria por acciones sí está obligado a ello siempre y cuando se supere un límite. En este caso se aplicaría la ley de sociedades anónimas.

Más allá de estas características, la sociedad comanditaria es similar al resto de sociedades mercantiles. Una de sus ventajas es que no requiere de un capital inicial mínimo y que se necesitan solo dos socios, uno de cada tipo.

Este tipo de sociedades son ideales para atraer inversiones sin perder la gestión o administración de la propia sociedad. Además de tener menos riesgos en lo que respecta a responsabilidades limitadas.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN

PASOS PARA MONTAR UNA SOCIEDAD COMANDITARIA

¿Qué pasos debes seguir para crear una sociedad comanditaria? Juntos lograremos hacerlo con rapidez y facilidad 

 

Como muchos otros tipos de sociedades, los pasos y requisitos van a ser similares. Aun así, no está de más recordar lo que tienes que hacer si decides crearla.

 

  1. Conseguir el Certificado negativo del nombre de la sociedad, para evitar que exista una empresa llamada igual que la tuya.
  2. Conseguir el número de identificación fiscal de la Agencia Tributaria. Este primero será provisional, pero más adelante se conseguirá el definitivo.
  3. Debe convertirse en escritura pública el contrato de constitución de la sociedad comanditaria. Luego, llevarse al Registro Mercantil.
  4. Liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados que sean oportunos por la comunidad autónoma.
  5. Realizar la inscripción de la empresa en el registro Mercantil Provincial.

 

Tras estos pasos ya estarás cerca de tener la sociedad comanditaria lista para ponerse a trabajar. Una vez recibas el NIF definitivo, estarán todos los pasos generales completados.

 

Solo quedará informarte sobre los requisitos necesarios respecto al tipo de actividad que va a ejercer tu empresa; como, por ejemplo, conseguir algunas licencias municipales de centro de trabajo.

 

También es indispensable que te asegures que cumples con las legislaciones específicas de la comunidad autónoma, ya que en algunas pueden cambiar ciertos requisitos y conllevar a sanciones económicas.

 

Puedes acudir a nosotros y te asesoraremos para evitar cualquier tipo de susto. Gestionaremos todos los trámites y documentación necesarios para que dispongas de tu sociedad comanditaria con la mayor presteza.

Queremos ayudarte a decidir qué tipo de sociedad es la mejor para tu negocio, maximizando las ventajas que ofrecen cada una.