¿Quieres constituir una sociedad anónima laboral?

Te ayudamos con todos los trámites

Pon en marcha tu negocio desde 95€*

Más información

Crea tu sociedad anónima laboral

¿Qué es una sociedad anónima laboral?

Como una derivación de la sociedad anónima, la sociedad anónima laboral tiene unas características muy diferentes a la primera. Y si estás pensando en crear una empresa, es probable que te interese esta fórmula.

Para entender qué es una sociedad anónima laboral, debes saber que el 51% de las acciones pertenecen a los mismos trabajadores que desarrollan su actividad de forma directa para la propia sociedad.

Es decir, los trabajadores que dispongan de un contrato indefinido, a la vez tendrán acciones de la misma sociedad anónima laboral.

Sociedad anónima laboral: características

  • El capital mínimo sociedad anónima laboral es de 60.000, pero en el momento de desembolsar el capital inicial solo es necesario el 25% del total.
  • Existen dos tipos de acciones: las de clase general y las de clase laboral. Estas últimas son el 51% del total y pertenecen a los socios que tienen contrato indefinido.
  • Los trabajadores no socios que hayan sido contratados de forma indefinida no podrán trabajar más del 15% de horas que los trabajadores socios. Si es así, se deberá pedir autorización en el Registro de Sociedades laborales.
  • Se obliga a crear un fondo especial de reserva en cada ejercicio. Debe ser del 10% del beneficio líquido.
  • Una sociedad anónima laboral será una persona jurídica.
  • Los socios no responden con su patrimonio personal ante las responsabilidades que se deriven de la misma.
  • El tributo al impuesto de sociedades es del 35%.
  • Si se crea un consejo de administración se deberá tener en cuenta el sistema proporcional que ofrece la Ley de Sociedades del Capital.

También hay que destacar algunas características respecto a las acciones:

  • Ningún socio puede tener más de una tercera parte de las acciones totales. La excepción está en si hay participaciones inferiores al 50% perteneciente al estado, comunidades autónomas o entidades locales.
  • La preferencia a la hora de transmitir o comprar las acciones prioriza primero a los trabajadores no socios. Luego a los socios trabajadores y, por último, al resto.
crear sociedad anonima laboral

Sociedad anónima laboral: ejemplos

Sociedades anónimas hay muchas y muy reconocidas en todos los sectores, por ejemplo, empresas como Amazon, Apple o Inditex. Pero, para ser considerada una sociedad anónima laboral, el capital social tiene que estar en manos de los trabajadores en su mayoría y esto no ocurre en todas las sociedades anónimas.

¿Cuántos empleados puede tener una sociedad anónima laboral?

El número mínimo para constituir una sociedad laboral es de 2 socios trabajadores con contrato por tiempo indefinido. Aun así, una sociedad laboral puede tener socios trabajadores que presten sus servicios y sean, a su vez, propietarios de acciones o participaciones sociales de la “clase laboral”; y socios no trabajadores que solamente posean acciones o participaciones de la “clase general”. Además de trabajadores asalariados, simplemente contratados de forma temporal o por tiempo indefinido.

Para una sociedad anónima laboral, el número de horas-año trabajadas por los trabajadores contratados sin ser socios no podrá superar el 15% del total de horas-año trabajadas por los socios trabajadores. A excepción de que esta sociedad tenga menos de 25 socios trabajadores, donde el porcentaje sería del 25%.

Sociedad anónima laboral: ventajas e inconvenientes

 Constituir una sociedad anónima laboral tiene algunas ventajas en comparación a otras formas jurídicas, de hecho, su régimen jurídico es más flexible que en el de una sociedad anónima.

Responsabilidad

Podríamos destacar que la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado por cada uno de ellos y que no existe ni un máximo ni un mínimo para esta aportación en cuestión. Además es posible nombrar a un administrador con carácter indefinido.

Fiscalidad

Si hay un determinado volumen de facturación, hay ciertos beneficios en relación a la fiscalidad. En este sentido, también, acorde a la ley 44/2015, tienen una exención del 99% del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en la constitución de la sociedad.

Desventajas

Respecto a los inconvenientes, quizás el más común es que su capital mínimo es de 60.000 euros para la constitución de la empresa. Otros inconvenientes podrían ser sus restricciones en la transmisión de acciones o que los socios no pueden mantener el anonimato en este caso.

Pasos para constituir una sociedad anónima laboral

¿Qué pasos debes seguir para crear una sociedad anónima laboral?

El proceso, documentación y trámites a realizar para crear tu sociedad anónima son los mencionados a continuación:

  1. Ir al Registro Mercantil Central y reservar el nombre para tu sociedad. Se te dará un certificado que te servirá para los pasos posteriores.
  2. Elaborar los Estatutos de la sociedad anónima laboral. En ellos se establecerá todo lo relacionado con la identificación y organización de la empresa.
  3. Realizar la solicitud de inscripción como sociedad anónima laboral en el Registro Administrativo que corresponda, ya que muchas comunidades autónomas tienen sus propios registros.
  4. Acudir a un notario para realizar la escritura pública y protocolizar los estatutos de una sociedad anónima laboral.
  5. Liquidar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la Delegación de Hacienda que corresponda. También los Actos Jurídicos Documentados.
  6. Solicitar un NIF a Hacienda, que será provisional hasta el final de todos los pasos.
  7. Realizar el alta en el censo de la Delegación de Hacienda.
  8. Hacer la declaración de registro en el Impuesto sobre Actividades Económicas y en Impuesto de Bienes Inmuebles si corresponde.
  9. Hacer diligencia de los Libros Sociales y de Contabilidad en el Registro Mercantil.
  10. Y finalmente, solicitar el NIF definitivo de tu sociedad anónima laboral.

Ya sabes cómo crear tu sociedad

Recuerda que, además de los trámites anteriores, para constituir una sociedad anónima laboral, es muy posible que existan otros requerimientos dependiendo del territorio donde se ejerza la actividad comercial.

También se debe tener en cuenta las peculiaridades de la actividad en sí, pudiendo necesitar licencias específicas para evitar posibles sanciones por incumplimiento. Y en caso de que se contraten trabajadores no socios, deberán hacerse todas las gestiones pertenecientes en la Seguridad Social.

Si te parece que todo esto es demasiado trabajo, con nuestros servicios verás que la creación es más rápida y mucho más fácil. Entonces ¿Ya lo tienes claro?

¿Quieres crear tu sociedad anónima laboral con todas las garantías?

Te tomas en serio tu negocio

NOSOTROS TAMBIÉN