¿QUÉ NECESITAS?

Inicio > Categorias > Creación Empresas > Sociedad Limitada Laboral [Ventajas y desventajas]

Sociedad Limitada Laboral [Ventajas y desventajas]

Tipos de sociedades mercantiles hay muchas. La cuestión no se limita a la sociedad limitada y la anónima, aunque sean las que más nos suenen a todos. También está la sociedad limitada laboral, que es una forma de sociedad no tan conocida, pero que también puede ser muy conveniente según el caso.

Obviamente, antes de decidirte por esta sociedad, tienes que saber muy bien de qué va el asunto. Que bastante complejo es crear una empresa como para no acertar con la forma jurídica, ¿no te parece?

Así que presta atención, porque ya mismo te estoy contando lo que tienes que saber sobre sociedad limitada laboral. ¡Vamos allá!

¿Qué es una sociedad limitada laboral?

La sociedad limitada laboral, o sociedad de responsabilidad limitada laboral, es una sociedad limitada en la que al menos el 51% del capital social es propiedad de los socios trabajadores, que aportan tanto capital como su propio trabajo por tiempo indefinido.

Es una modalidad derivada de la sociedad limitada, si bien la coletilla «laboral» hace que sea distinta en ciertos aspectos.

No es un modelo demasiado frecuente de forma societaria en España, pero es una estupenda opción para emprender tu propio negocio, especialmente si emprendes junto a un grupo de socios pequeño.

¿Dónde se regula la sociedad limitada laboral?

Este tipo de sociedad se regula a través de la Ley de Sociedades Laborales y Participadas. En aquello que no contemple expresamente la norma anterior, se aplicará la Ley de Sociedades de Capital.

¿Cuáles son las características de la sociedad limitada laboral?

Los principales aspectos a tener en cuenta sobre esta forma societaria son los siguientes:

Capital social mínimo en una sociedad limitada laboral

El capital social mínimo es de 3.000 euros, perteneciente a los socios trabajadores que tengan un contrato indefinido con la sociedad.

Dicho capital social se divide en participaciones sociales, las cuales a su vez se clasifican en:

  • Clase laboral, que son aquellas propiedad de los trabajadores con una relación laboral por tiempo indefinido.
  • Clase general, que serían el resto de las participaciones.

La mayor parte de las participaciones tienen que pertenecer a los trabajadores, cuyos servicios son retribuidos de forma personal y directa.

Y ningún socio puede tener más de una tercera parte del capital social, salvo en ciertos casos muy excepcionales:

  • Si la sociedad laboral está constituida inicialmente por dos socios trabajadores (y cada uno de ellos tiene la mitad del capital y del derecho a voto). Sería obligatorio, en un plazo de 36 meses, adaptar la sociedad con todos los requisitos legales.
  • Cuando los socios sean entidades públicas, de participación mayoritariamente pública, entidades no lucrativas o de la economía social. En tal caso, la participación podrá aumentar, sin llegar a la mitad del capital social.

Número de socios en una sociedad limitada laboral

Se requieren solo tres socios para constituir una sociedad limitada laboral.

Responsabilidad

Los socios de la sociedad anónima laboral no responden con sus propios bienes personales de las deudas societarias, a las que se hará frente con las aportaciones de los mismos.

Fiscalidad

La sociedad limitada laboral tributa por el Impuesto sobre Sociedades.

Número de horas realizadas

Los empleados indefinidos no socios no pueden realizar más de un 49% del total de horas realizadas por los socios trabajadores. Para calcular estos porcentajes, no se tendrán en cuenta los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 33%.

Reserva Especial

Se establece una Reserva Especial, dotada con el 10% del beneficio líquido de cada ejercicio, hasta alcanzar al menos una cifra superior al doble del capital social. Dicho Fondo se podrá destinar solo a compensar las pérdidas en caso de que no existas otras reservas disponibles suficiente para este fin, y/o a adquirir sus propias participaciones sociales.

Órganos de administración

La gestión y representación de la sociedad es competencia de los administradores. En caso de que la sociedad esté administrada por un Consejos de Administración, los titulares de participaciones sociales de la clase general podrán agrupar sus participaciones para nombrar a sus miembros según el sistema proporcional, conforme al artículo 243 de la Ley de Sociedades de Capital.

Denominación

En su denominación tiene que aparecer la indicación «Sociedad de Responsabilidad Limitada laboral» o «Sociedad Limitada Laboral», y sus abreviaturas «SRLL» o «SLL», según el caso. La denominación «laboral» debe hacerse constar en toda su documentación, correspondencia, notas de pedido y facturas.

Obligaciones contables y otras

Se debe llevar un Libro de inventarios y Cuentas anuales, un Diario (registro diario de las operaciones) y un Libro de actas en el que se recogerán todos aquellos acuerdos que hayan sido tomados por las Juntas Generales y Especiales y el resto de los órganos colegiados de la sociedad.

También se tiene que llevar un Libro de registro de socios, en el que constará la titularidad originaria y las transmisiones patrimoniales de las participaciones sociales.

Sociedad limitada laboral: ventajas y desventajas

Este tipo de sociedad tiene ventajas muy interesantes a tener en cuenta. En primer lugar, que al ser una sociedad limitada, los socios no responden con su patrimonio personal por las deudas contraídas por la empresa.

Además, no existe un número máximo de socios, y que sean ellos mismos los que aportan la fuerza de trabajo aumenta la motivación para que las cosas funcionen bien. El control de la sociedad está en sus manos, y esto fomenta la propia promoción de los trabajadores.

También hay algunas ventajas importantes en materia fiscal:

  • Una bonificación del 95% en el Impuesto de Actividades económicas (IAE).
  • El 100% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (TPAJD) en el acto de constitución de la sociedad.

Como es obvio, la sociedad limitada laboral también tiene algunas desventajas. En primer lugar, la complejidad de los órganos de administración, que obliga a los socios trabajadores a llegar a un acuerdo con los socios capitalistas para tomar cualquier decisión sobre la sociedad. Esto puede ralentizar la toma de decisiones, siempre que existan estos dos tipos de acciones.

Y la segunda desventaja es que este tipo de sociedades están obligadas a constituir un Fondo Especial de Reserva, dotándolo con el 10% del beneficio derivado de la actividad.

¿Cuál es la diferencia entre la sociedad limitada y la sociedad limitada laboral?

La sociedad limitada laboral es un tipo de empresa que presenta ciertas particularidades diferentes a las sociedades de responsabilidad limitada. Aun así, a efectos jurídicos son bastante semejantes, ya que las sociedades limitadas laborales no dejan de ser sociedades limitadas.

No obstante, la principal diferencia entre estas dos formas societarias está en que, en una sociedad limitada laboral, los propios trabajadores disponen de la mayoría del capital social.

En cambio, en el caso de la sociedad limitada, el capital lo forman las aportaciones de los socios, que pueden ser socios trabajadores o socios capitalistas. No existe ningún porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio.

Sociedad limitada laboral: ejemplos

Podríamos poner muchos ejemplos de sociedades limitadas laborales, ya que se trata de un tipo de sociedad que permite a los trabajadores gestionar la empresa por igual, sin perder los beneficios de una sociedad limitada.

Por ejemplo: tres compañeros que deciden constituir una empresa de estas características, ponen un capital mínimo de 3.000 para iniciar la actividad. Dos de ellos son socios trabajadores, mientras que el tercero es socio capitalista. Es decir, la mayoría del capital aportado pertenece a los socios trabajadores con contrato indefinido.

Cómo crear una sociedad limitada laboral

Los pasos para crear una sociedad limitada laboral serían los siguientes:

  1. Conseguir el Certificado Negativo de Denominación Social en el Registro Mercantil Central, para reservar el nombre de tu sociedad.
  2. Obtener el NIF de la sociedad en Hacienda. Primero será provisional, pero luego será definitivo.
  3. Ingresar en una cuenta bancaria, a nombre de la empresa, el capital social que aportado por los socios. El banco tiene que aportar un justificante de este proceso.
  4. Redactar los estatutos de la sociedad limitada laboral, que contendrá las normas que regirán la empresa y su organización.
  5. Realizar la escritura pública de la constitución de la sociedad en un notario.
  6. Dar de alta a la sociedad en el registro del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en la declaración censal del IVA.
  7. Inscribir la sociedad en el Registro Mercantil provincial correspondiente.

Resulta de vital importancia también descubrir qué normas territoriales y en relación al ámbito de la actividad de la empresa existen, ya que según las características del proyecto, se pueden necesitar licencias o permisos bastante más concretos.

Ahora que ya sabes qué es una sociedad limitada laboral, ¿crees que es un tipo de empresa que encaja con tu proyecto? En ese caso, al igual que si finalmente te decides por otra modalidad societaria, en AYUDA T PYMES estaremos a tu total disposición para ayudarte con todos los trámites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIPCIÓN

SUSCRÍBETE!

No deberías perderte nada de lo que cuente por aquí.