Ley de Impuesto de Sociedades

5 agosto 2021 > Empresas

Qué es el Impuesto de Sociedades y Cuándo se presenta

Es decir Impuesto sobre Sociedades y es como «mentar a la bicha» empresarial. No nos engañemos, es un impuesto complicado de calcular y hay que tener en cuenta muchos aspectos de la empresa.

Pero aun así GesTron te lo puede explicar de manera sencilla para que te quedes con la copla 💃🏻

Agárrate fuerte que despegamos al impuesto de las sociedades 🚀

Qué es el impuesto de sociedades en España

👩‍🏫 Es un impuesto que se aplica al rendimiento obtenido por las empresas que tienen domicilio social y fiscal en España. En Navarra y País Vasco, el impuesto se liquida con un Concierto Económico propio.

Las normas del Impuesto de Sociedades recogidas en el modelo 200 de Hacienda marcarán la manera en que las empresas deben calcular sus ingresos, gastos deducibles, así como el total de base imponible por el que tendrán que tributar cada ejercicio fiscal.

Los autónomos pagan sus rendimientos a través del Impuesto sobre la Renta, no de Sociedades, pero para calcular esa renta se aplican normas del Impuesto Sociedades en muchos aspectos. 

Características del impuesto de sociedades

El impuesto de Sociedades (IS) tiene carácter:

  • Directo porque grava la obtención de una renta por parte de la sociedad
  • Personal porque el impuesto hace referencia a una persona jurídica
  • Proporcional ya que su tipo impositivo general es el 25% (existen tipos reducidos excepcionales)
  • Periódico porque es un impuesto que hay que pagar periódicamente coincidiendo con el ejercicio económico de la empresa (período de 12 meses que, por defecto, finaliza el 31 de diciembre de cada año).

La base imponible sobre la que se aplica el impuesto de sociedades corresponde, a grandes rasgos, con el beneficio contable de la empresa en el ejercicio (ingresos menos gastos), al que se le minoran las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores, si las hubiera.

El Impuesto de Sociedades hay que presentarlo incluso si la empresa está inactiva y no ha obtenido rentas durante el ejercicio, está en concurso o en liquidación 📣


¿Quién tiene que pagar el impuesto?

Están obligados a pagar por los beneficios obtenidos

  • Sociedades mercantiles: se incluyen sociedades anónimas, sociedades limitadas o unipersonales, colectivas, laborales y uniones temporales de empresas (UTE).
  • Sociedades civiles que tengan objeto mercantil. Quedan excluidas las que tengan objeto agrícola o ganadero, forestal, minero o profesional.
  • Cooperativas
  • Asociaciones y fundaciones: solo pagan por una parte de su beneficio
  • Sociedades agrarias de transformación.
  • Agrupaciones de interés económico (AIE)
  • Los fondos de pensiones, de inversión, de capital-riesgo, etc.
  • Las comunidades de titulares de montes vecinales.

Exenciones en el IS

Del pago de este impuesto quedan excluidos los entes que conforman el sector público. Otras entidades, como instituciones sin ánimo de lucro, oenegés, colegios profesionales, asociaciones empresariales, sindicatos o partidos políticos, están parcialmente exentas del pago del impuesto sociedades, pero tienen obligación de declarar la totalidad de sus rentas, salvo que cumplan determinados requisitos 💪

¿Cómo se calcula y contabiliza el impuesto de sociedades?

El cálculo del Impuesto de Sociedades se obtiene a partir de la base imponible de la empresa con un sistema muy parecido al utilizado para calcular la cuota de IRPF de los autónomos en Régimen de Estimación Directa.

Para calcular la base imponible (BI) se tendrán en cuenta los ingresos y los gastos de la empresa:

  • las rentas obtenidas por la entidad.
  • las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores.
  • los gastos fiscalmente deducibles. En general, la empresa podrá deducir todos los gastos necesarios para desarrollar su actividad económica (seguros sociales, maquinaria, gastos de oficina, gastos de personal, etc.)

Sin embargo, no se podrán deducir determinados gastos que el impuesto sociedades considera no deducibles aunque formen parte de la contabilidad de la empresa, como por ejemplo:

  1. Retribuciones a los fondos propios, multas y sanciones penales y administrativas, donativos y liberalidades
  2. Pérdidas por deterioro de la participación en el capital o fondos propios de las entidades
  3. Las rentas negativas obtenidas en el extranjero por empresas miembros de una UTE que opere en el extranjero
  4. Gastos financieros derivados de deudas con entidades del grupo destinados a la adquisición de capital
  5. Gastos por extinción de relaciones laborales que excedan 1.000.000 € por persona trabajadora

Por este motivo el resultado contable del año no siempre coincide con el resultado fiscal. Una vez calculada la base imponible fiscal, se le aplica el tipo de gravamen que corresponda para obtener la cuota íntegra. Restando las deducciones y las bonificaciones se obtiene la cuota líquida y finalmente, restando las retenciones y pagos a cuenta realizados llegamos a la cuota diferencial ✅

Si la suma de las retenciones de la empresa, los ingresos a cuenta y los pagos fraccionados fuera superior a la cuota diferencial resultante, entonces la liquidación del IS se considera negativa y Hacienda devolverá esa cantidad en un plazo máximo de 6 meses.

Qué porcentaje se paga

Para calcular el impuesto de sociedades a pagar se aplica un porcentaje denominado tipo de gravamen sobre la base imponible de la empresa que no siempre es el mismo. ¿Cuántos hay y para quién son?

Tipos de gravamen del IS

Hay varios tipos de porcentajes o tipos de gravamen:

  • 25%: es el gravamen general.
  • 15%: este porcentaje se aplica a entidades de nueva creación con actividades económicas durante los dos primeros periodos. Este gravamen no se aplica a cooperativas, o si la empresa forma parte de un grupo de entidades o es una entidad patrimonial.
  • 20%: aplica a cooperativas fiscalmente protegidas. Si tienen rentas extra cooperativas, a estas se les aplicará el gravamen general.
  • 10%: Entidades sin fines lucrativos.
  • 1%: Sociedades y Fondos de Inversión.

Además de este impuesto, si los socios de la empresa están dados de alta en el Reta como autónomos societarios también deberán presentar sus impuestos como autónomos 🤝

¿Cuándo se paga el impuesto de sociedades?

La ley indica que el periodo impositivo del Impuesto de Sociedades debe ser de 12 meses, aunque no tiene por qué coincidir con el año natural. No obstante, las empresas prefieren que coincidan para evitar complicaciones.

Se incluirían todas las actividades realizadas desde el 1 de enero al 31 de diciembre, teniendo que hacer el pago entre el 1 y el 25 de julio del año siguiente

Si el periodo impositivo no coincide con el año natural, también tendrás que hacer el pago en los 6 meses siguientes a su término. Por ejemplo, si acaba el 30 de abril, el plazo de seis meses concluiría el 30 de octubre del mismo año, y tendrías que pagar el Impuesto de Sociedades del 31 de octubre al 24 de noviembre del año siguiente. 

Cómo se paga el impuesto sociedades

El impuesto sociedades podrá ser presentado en la sede electrónica de Hacienda tanto por la empresa como por un asesor fiscal debidamente autorizado con un certificado electrónico reconocido.

Pero Hacienda no espera al 25 de julio para cobrar el impuesto, sino que recibe anticipos o pagos a cuenta a través del modelo 202 en los meses de abril, octubre y diciembre. El porcentaje a aplicar en estos pagos fraccionados es el 18% de la cantidad que se pagó en el anterior Modelo 200 y será descontado de la declaración anual del impuesto en el Modelo 200. Veamos ⏰

Modelo 200 para pago Anual

El Modelo 200 se utiliza para presentar en Hacienda el pago anual del Impuesto de Sociedades entre el 1 y el 25 de julio del año siguiente, o hasta el día 20 con pago domiciliado, incluso aunque la empresa no haya tenido actividad ni obtenido rentas sujetas al impuesto.

Modelo 202 para pago Fraccionado

El Modelo 202 se utiliza para presentar en Hacienda los tres pagos a cuenta que corresponden al 18% sobre la cuota íntegra del trimestre anterior, entre los días 1 al 20 de abril, octubre y diciembre de cada año. Si el resultado es cero o negativo no hay que presentarlo.

Ya que estamos viendo estos modelos tributarios, aprovecho para recordarte que en Ayuda T Pymes tienes a tu disposición un superequipo de especialistas que se encargan de todas estas gestiones. Clica abajo y se pondrán en contacto contigo en cero coma para organizarlo

Aunque no afecta a las pymes, en el caso de grupos de sociedades dominantes es obligatorio presentar el Modelo 220 de régimen de consolidación fiscal, incluidos los grupos de cooperativas. El grupo presentará el Modelo 220 y además, cada empresa que lo integra presentará su declaración individual en un Modelo 200. 

El Impuesto de Sociedades en Europa

Si nos comparamos con el resto de Europa, España está en la parte media alta de los impuestos de sociedades, por encima de la media de los 28 países de la Unión Europea.

En Francia actualmente se paga un impuesto de sociedades del 38 por ciento, mientras que en Irlanda, Chipre y Liechtenstein es del 12,5 por ciento, registrando una de las cuotas más bajas de Europa. Sin embargo, el país europeo que ofrece el impuesto de sociedades más bajo es Bulgaria con un 10 por ciento.

Estas importantes diferencias provocan que algunas empresas quieran abrir sucursales o sedes en países con cuotas de impuesto de sociedades menor, o directamente trasladarse a estos países.

Ejemplo práctico del impuesto de sociedades

Para realizar un correcto cálculo del Impuesto de Sociedades es fundamental llevar una correcta contabilidad en la empresa porque ya hemos visto que para calcular la base imponible no se pueden incluir todo tipo de gastos.

Con un sencillo ejemplo seguro que vemos más claro cómo calcular el Impuesto de Sociedades de una empresa

Has montado una empresa de nueva creación con una base imponible de 50.000 € a la que le corresponde un tipo de gravamen del 15%. Multiplicas estas dos cantidades y te da la cuota íntegra: 7.500 €. Supongamos que las deducciones y bonificaciones correspondientes a la empresa suman 3.000 €. Entonces, la cuota líquida será 4.500 € que resulta de restar la cuota íntegra y las deducciones.

Seguimos. Imagina que tienes unas retenciones y pagos a cuenta del IS en la empresa de 4.000 €. Esto lo tienes que restar a la cuota líquida, para obtener la cuota diferencial final que es de +500 €. Es decir, tienes que pagar a Hacienda 500 € el día 25 de julio.

Visto ¿verdad? Bueno, pues hasta aquí puedo leer. El mundo del impuesto sociedades ya no tiene secretos para ti ¿A qué esperas para calcular el Impuesto de Sociedades de tu empresa? 👩‍🏫

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.