consejos para pagar menos impuestos

3 noviembre 2021 > Autónomos | Obligaciones fiscales

Cómo pagar menos impuestos siendo autónomo en España

¡Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible!, decía un sabio popular hace muchos años.

Y así es. Una cosa es no pagar impuestos a Hacienda si tienes una actividad empresarial (eso, en verdad es un milagro) y otra bien distinta, pagar los menos impuestos posibles siendo autónomo, aprovechando los instrumentos que la Agencia Tributaria pone al alcance de los autónomos ✅

Eso sí que es posible, aunque cada vez se parece más a una película de ciencia ficción (o de miedo, no sé).

De eso vamos a hablar aquí. De cómo pagar menos impuestos siendo autónomo en España.

¿Quieres conocer las herramientas fiscales disponibles para reducir los impuestos al máximo?

Vamos que empezamos a ahorrar pagando menos impuestos para autónomos 🚀

Los impuestos de un autónomo

Para saber realmente cómo pagar menos impuestos, en primer lugar es necesario saber cuáles son y conocer sus características.

Si necesitas más información o conocer los detalles, aquí tienes un enlace a otro artículo para saber a fondo qué impuestos presenta un autónomo.

Aquí vamos a centrarnos en los dos grandes impuestos que presenta el autónomo: el IRPF y el IVA.

IRPF

El Impuesto sobre la Renta de las personas físicas (IRPF) se aplica sobre las ganancias del autónomo como trabajador en activo por cuenta propia y se calcula aplicando el principio de progresividad, sobre la base de que quien más gana, más paga.

Los autónomos pueden optar por diferentes regímenes según su actividad, ingresos obtenidos o rendimientos íntegros y, en función de ello, aplicar determinadas deducciones.

Una correcta elección del régimen más adecuado a la actividad es la mejor forma de ajustar al máximo la factura fiscal, porque no todos los regímenes tributan igual.

Por ello, debes asesorarte bien antes de comenzar tu actividad empresarial, porque luego es muy complicado cambiarlo.

Los regímenes posibles a los que puede acogerse un autónomo son los siguientes 👩‍🏫

Estimación objetiva por módulos 

Se pueden acoger a este régimen fiscal las actividades incluidas en el artículo 1 de la Orden HFP/1823/2016.

Por ejemplo, el comercio al por menor de productos de pastelería, cafeterías, restaurantes, salones de belleza, transportistas o taxis.

En este caso, los autónomos deben de afrontar el pago de una cuota fija cada tres meses, siempre y cuando estos se atengan a determinados requisitos, entre otros:

  • Que la actividad esté incluida en la Orden que desarrolla el Régimen de Estimación Objetiva.
  • Que el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior no supere los 250.000 euros para el conjunto de actividades económicas.
  • El volumen de compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior, excluidas las adquisiciones de inmovilizado, no debe superar la cantidad de 250.000 euros anuales (sin incluir el IVA).

Estimación directa normal o simplificada

Los autónomos se pueden acoger al tipo de estimación normal o simplificada dependiendo de si el importe neto de la cifra de negocios anual es mayor o menor de 600.000 euros respectivamente.

No obstante, en ambos casos ha de declararse trimestralmente, aplicándose una retención del 20% para las actividades empresariales y profesionales.

En este régimen se restan los gastos y las deducciones que luego veremos, de los ingresos brutos de la actividad y se tributa según el ingreso neto resultante.

IVA

Es una carga fiscal indirecta que grava el consumo.

En su aplicación, los autónomos han de calcular la diferencia entre el IVA que ellos ya han pagado al adquirir determinados productos y servicios para el desarrollo de la actividad profesional o empresarial (IVA deducible) y el que pagan sus clientes por adquirir los bienes o servicios (IVA devengado).

Si el resultado del cálculo es positivo, se abona la diferencia, si es negativo ocurre lo contrario se puede solicitar su devolución o a compensar en futuras liquidaciones.

Cómo pagar menos IRPF siendo autónomo

Si eres autónomo y quieres pagar menos de IRPF en tu próxima declaración de la renta puedes tomar una serie de decisiones financieras antes de que finalice el año.

Para optimizar el pago de este impuesto, debes estar atento a 📣

Controlar las subidas de tramo de IRPF

El IRPF es un impuesto progresivo, por escalones. Es decir, a medida que crecen los ingresos, se paga progresivamente más a Hacienda.

Para ello, existen unos tramos o escalones que tienen un porcentaje distinto que sirve de base para calcular la deuda con Hacienda.

En la práctica, puede suceder que el ingreso de una pequeña cantidad provoque el salto de tramo y la diferencia a ingresar sea mayor que el ingreso obtenido.

En consecuencia, puede resultar interesante dejar pendientes para el próximo ejercicio algunas facturas, no aceptar hasta entonces nuevos clientes o anticipar algunos gastos o inversiones (maquinaria, mobiliario, reformas…)

Aportaciones a planes de pensiones

Las aportaciones realizadas a los planes de pensiones permiten reducir en la misma cuantía la base imponible con un determinado límite anual, si bien Hacienda lo va rebajando cada año.

Subir la cuota de la seguridad social

La cuota de autónomos es un gasto de la actividad profesional que es íntegramente deducible, por lo que, subir la cuota puede ser una buena decisión porque, además de mejorar la pensión futura, pagarás menos a Hacienda.

Suscribir seguros para la actividad

Suscribir un seguro también puede reducir la base imponible de la declaración.

Algunos de los más comunes para la actividad de los autónomos, cuyas primas se consideran un gasto deducible  son:

  • Seguro de responsabilidad civil
  • Seguro de vida
  • Seguro médico o de salud: tienen una limitación de 500 euros de prima por asegurado que forme parte de la unidad familiar del autónomo.

Seguros de ahorro: Los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) son instrumentos financieros de ahorro y no propiamente seguros, pero proporcionan ventajas fiscales siempre que mantenga la inversión un mínimo de 5 años y no superen los 5.000 euros por persona y año.

Otros gastos deducibles

Los gastos deducibles son importes que el autónomo puede desgravar a través del IRPF o del IVA siempre que estén relacionados con su actividad.

Estos gastos deberán estar ya pagados, contabilizados y tendrás que contar con la factura o justificante correspondiente.

Son los correspondientes a 👈

  • Consumos de explotación. Son los bienes que un autónomo necesita para realizar la actividad profesional o empresarial, su mantenimiento o producción. Por ejemplo, las materias primas.
  • Sueldos y salarios. Si eres autónomo y tienes empleados, podrás incluir como gastos deducibles los sueldos de los empleados, las pagas extraordinarias, los gastos de viajes, etc.
  • Servicios de profesionales independientes. Cuando un autónomo recurre a determinados profesionales (abogados, notarios, economistas, etc.) para que ofrezca su servicio a la empresa, puede deducir el importe de esos honorarios.
  • Cursos para formación profesional. Los cursos especializados, cursos de idiomas o máster los puede deducir siempre que se pruebe su vinculación con la actividad y la correlación entre los ingresos y los gastos.
  • Gastos de manutención. Si en el desarrollo de la actividad comercial o profesional, destinas dinero a comidas en un establecimiento de restauración u hostelería y no supera una determinada cantidad, puedes incluirlo como gasto deducible en la declaración del IRPF.
  • Gastos de suministros en la vivienda. Si desarrollas la actividad profesional en una parte de la vivienda y consumes suministros relacionados con ella (agua, gas, electricidad, telefonía, Internet, etc.) puedes deducir el gasto (en el régimen de estimación directa) proporcional respecto al espacio total de la vivienda.
  • Gastos de arrendamientos y cánones. También es gasto deducible del IRPF el alquiler de un espacio físico de trabajo (inmueble) o material para llevar a cabo la actividad (mobiliario).
  • Reapariciones y conservación. También son deducibles los gastos destinados al mantenimiento de los bienes inmuebles, pero no a su mejora o ampliación.
  • Otros servicios exteriores. Transportes, primas de seguros, servicios bancarios y similares, publicidad, propaganda y relaciones públicas, etc.

En el post relacionado cómo pagar menos IRPF puedes ampliar la información que aquí aparece resumida.

Nuevos autónomos

Los nuevos autónomos que se dan de alta disponen de una serie de bonificaciones adicionales que rebajarán su factura fiscal.

  • Aplicar en tus facturas una retención reducida del 7% durante el año de alta y en los dos siguientes años de actividad.
  • Desgravarte gastos e inversiones previos al inicio de tu actividad. Por ejemplo, mobiliario para tu local. Para ello, presenta el modelo 036 a Hacienda marcado la casilla 504 en la página 5 del modelo.

Una vez realizados los gastos necesarios y antes de empezar a ejercer tu actividad, rellena un nuevo modelo 036 marcando esta vez la casilla 508 y ¡hecho!

Asimismo, recuerda que el primer año podrás disfrutar de la tarifa plana para autónomos.

Autónomos en ejercicio

Además de todo lo visto anteriormente en el apartado de gastos deducibles, el resto de autónomos en activo que necesiten contratar a un trabajador, podrás acogerte a diversas bonificaciones (menores de 30 años, mayores de 45, etc.)

Pues hasta aquí hemos llegado contando cómo puedes pagar menos impuestos siendo autónomo.

Recuerda que aquí todo cuenta y lo que no son cuentas son cuentos.

Si quieres que nos encarguemos de todos los aspectos fiscales de tu empresa, no dudes en clicar aquí abajo para que nuestro superequipazo de especialistas contacten contigo para ponerse manos a la obra 👇

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.