¿QUÉ NECESITAS?

Inicio > Categorias > Creación Empresas > Cómo crear una sociedad limitada unipersonal y qué ventajas tiene

Cómo crear una sociedad limitada unipersonal y qué ventajas tiene

La Sociedad Limitada Unipersonal es una de las opciones más interesantes si estás pensando en emprender un negocio en solitario.

Este tipo de sociedad te permite ser el único dueño y gestor de la empresa, pero con la protección que ofrece la limitación de responsabilidad que caracteriza a las sociedades limitadas. 

En este post te voy a explicar paso a paso cómo crear una SLU y las ventajas que conlleva este tipo de estructura empresarial. ¿Estás preparado para descubrir cómo puedes proteger tus bienes personales y tener una mayor flexibilidad en la gestión de tu negocio? ¡Vamos allá!

Qué es una Sociedad Limitada Unipersonal

Una Sociedad Limitada Unipersonal, o SLU, es una forma jurídica de empresa que combina las ventajas de la Sociedad Limitada con la particularidad de que solo estarías tú como único socio

En otras palabras, al ser titular de una SLU serías la única persona responsable de la gestión y toma de decisiones de la empresa. Es decir, no tendrás que ponerte de acuerdo con otros socios. Interesante, ¿no?

Características de una SLU

Ahora que ya sabes qué es una SLU, voy a contarte cuáles son sus principales características:

  • Responsabilidad limitada: La responsabilidad de una SLU está limitada al capital que haya aportado. Esto significa que el patrimonio personal del socio queda protegido. 
  • Capital social mínimo: El capital social mínimo necesario para constituir una SLU es de 3.000 euros, aunque existen ayudas actualmente que reducen este mínimo a solo 1 euro. 
  • Denominación social: La denominación social de la empresa debe incluir la expresión “Sociedad Limitada Unipersonal” o su abreviatura “SLU” para identificar claramente su forma jurídica.
  • Órgano de administración: El único socio puede ser el administrador único de la empresa o nombrar a un tercero para que desempeñe este papel.
  • Trámites de constitución: La creación de una SLU requiere la realización de una serie de trámites, como la redacción de los estatutos sociales, la obtención del NIF y la inscripción en el Registro Mercantil.
  • Fiscalidad: La SLU tributa en el Impuesto sobre Sociedades como cualquier otra empresa, pero se beneficia de ciertas ventajas fiscales en algunos casos.
  • Autonomía: La SLU puede tener una estructura más ágil y flexible que otros tipos de sociedades, lo que permite una mayor autonomía en la toma de decisiones y una mayor agilidad en la gestión.

¿Qué diferencia a una SLU de una SL convencional?

En líneas generales su funcionamiento y responsabilidad son muy similares, ya que la SLU es una variación de las SL. Sin embargo, existen unos pequeños matices que las diferencia

La principal diferencia entre una SLU y una SL es el número de socios que las componen. Mientras que una SLU está compuesta por un solo socio, las SL tienen, como mínimo, dos, aunque pueden ser muchísimos más, tantos como se quiera. 

Otra de las diferencias entre una SL es que la creación de una SLU es más sencilla que la creación de una SL. Ten en cuenta que solo se requiere un socio, mientras que en el caso de una SL, es necesario contar con al menos dos socios y se deben seguir algunos procedimientos legales adicionales.

Cuánto cuesta crear una SLU

El coste total de crear una Sociedad Limitada Unipersonal (SLU) puede variar dependiendo de los gastos asociados como los registros, impuestos, asesores y notarios. 

Como sé que quieres ver un ejemplo con números para hacerte una idea de los costes, te dejo una pequeña estimación de cuánto te costaría crear una SLU. 

  • Capital social: La cantidad mínima de capital social requerido para constituir una SLU en España es de 3.000 euros. Aunque, actualmente, existen ayudas que te permiten constituirla con 1 euro. 
  • Notario: Es necesario acudir a un notario para la escritura de constitución de la sociedad. Suelen tener un coste aproximado de entre 300 y 600 euros.
  • Registro Mercantil: La inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil tiene un coste aproximado de unos 200 euros.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados: Este impuesto puede variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que constituyas la sociedad y del capital social de la misma. En general, el coste puede rondar los 150-300 euros.

En resumen, crear una Sociedad Limitada Unipersonal te puede costar unos 3.500 o 4.000 euros. Sin embargo, como te adelanté antes, con los nuevos incentivos al emprendimiento, podrías crearla sin tener que invertir los 3.000 euros de capital social en el momento de la constitución. 

Pasos para crear una Sociedad Limitada Unipersonal

¿Te has decidido a crear una SLU? En ese caso, deberás de seguir los siguientes pasos:

1. Elección del nombre

El primer paso es elegir el nombre de la empresa y comprobar que no esté registrado por otra empresa en el Registro Mercantil. Tómate tu tiempo porque será la imagen que tu empresa dará al exterior. 

A la hora de registrarlo, te solicitarán tres posibles nombres, así que tenlos decididos antes de rellenar la solicitud. 

Cuando lo registres obtendrás el certificado y te reservarán dicha denominación durante 6 meses. Eso sí, cuidado con los plazos porque tendrás que registrarlo ante notario antes de que pasen 3 meses. Pasado ese plazo, tendrás que pasar por caja y pagar de nuevo el certificado. 

2. Abrir la cuenta bancaria de la sociedad

Cuando tengas el certificado podrás abrir una cuenta bancaria a nombre de la sociedad. Es vital hacerlo para que el banco te facilite el certificado del ingreso del Capital Mínimo Inicial. Este documento deberás presentarlo ante notario para la creación de la Sociedad Limitada.

Ten en cuenta que este deberá de ser de 3.000 euros, aunque podría ser de 1 euro si te acoges a la nueva normativa implementada por el Gobierno para fomentar el emprendimiento. 

3. Redacción de los estatutos

La redacción de los estatutos es una de las partes más importantes y, a su vez, la que mayor pereza genera. Resulta un tanto complicado tener que redactarlos, sobre todo teniendo en cuenta que eres el único socio. 

Lo mejor en estos casos es contratar a un profesional que se encargue de hacerlo por ti. ¡Deja este trabajo para los notarios!

Si te decides a escribirlos tú mismo, ten en cuenta que deben incluir información sobre la actividad de la empresa, el capital social, la denominación social, la forma de administración y gestión de la misma, entre otros muchos aspectos.

4. Constitución ante notario: obtener la escritura

Cuando tengas los estatutos listos, tendrás que acudir a un notario para formalizar la escritura de constitución de la empresa. En ella quedará establecida la titularidad de la empresa y el capital social.

5. Obtención del NIF

Una vez hayáis firmado las escrituras, el siguiente paso será ir a Hacienda a pedir el NIF (Número de Identificación Fiscal) provisional de tu sociedad. Además, deberán proporcionarte las etiquetas y tarjetas identificativas.

En este paso deberás familiarizarte con el modelo 036, si es que no lo estás ya.  Tendrás que rellenarlo y aportar una fotocopia de tu DNI y de la escritura de la sociedad.

👩‍🏫 Importante: El N.I.F. que te proporcionen tendrá una validez de 6 meses. Una vez pasado este plazo, debes cambiarlo por el definitivo de la empresa.

6. Inscripción en el Registro Mercantil

Cuando tengas el NIF, deberás inscribir la empresa en el Registro Mercantil correspondiente a tu domicilio social, es decir, al de tu provincia. 

¡Ojo! No te duermas en los laureles porque solo tienes 2 meses, desde la obtención de las escrituras, para hacerlo.

Para la inscripción en el Registro Mercantil tendrás que aportar:

  • La escritura de la constitución de la S.L.
  • El certificado negativo de denominación social.
  • Una copia del N.I.F.

7. Adquisición del N.I.F. definitivo

Deberás cambiar el NIF provisional por el definitivo para poder iniciar la actividad y dar de alta tu Sociedad. Para obtenerlo deberás visitar de nuevo la oficina de Hacienda. 

8. Alta censal con el modelo 036

¡Ya casi lo tienes! El penúltimo paso para terminar la creación de tu SLU consiste en dar de alta a la sociedad en la AEAT. Para ello, deberás indicar el epígrafe de IAE que corresponda a la actividad.

9. Declaración del IVA

Esta será tú última visita a las oficinas de Hacienda, al menos, de momento. Tendrás que presentar el modelo 036, el N.I.F. y el documento del IAE, en caso de ser necesario, para comenzar tu actividad. 

Y voilà! Tu Sociedad Limitada Unipersonal estará lista para dar sus primeros pasos. 

Ventajas y desventajas de crear una Sociedad Limitada Unipersonal

Como cada tipo de Sociedad, las Sociedades Limitadas Unipersonales tienen una serie de aspectos positivos y otros que no lo son tantos. Por este motivo, te traigo sus ventajas y desventajas más destacadas para que las tengas en cuenta antes de tomar una decisión. 

Ventajas de una SLU

Te dejo un listado con las ventajas más relevantes de las SLU:

  • Responsabilidad limitada: Al igual que en una Sociedad Limitada (SL), en una SLU la responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado. Esto significa que tus bienes personales no responderán por las deudas de la empresa.
  • Mayor autonomía: Es el aspecto clave de las SLU. Al ser el único dueño y administrador, serás el encargado de tomar las decisiones. No necesitarás ponerte de acuerdo con los demás socios, porque no hay. 
  • Flexibilidad: Siguiendo la línea de la ventaja anterior, la toma de decisiones será mucho más sencilla, y por ende, flexible. 
  • Imagen de seriedad: La figura de la SLU transmite una imagen de seriedad y formalidad, lo que puede ser beneficioso para establecer relaciones comerciales y obtener financiación.
  • Menor coste: Los costes de constitución y mantenimiento de una SLU son inferiores a los de otras formas jurídicas, como, por ejemplo, la Sociedad Anónima (SA).

Desventajas de una SLU

​​Cargas administrativas: si no contratas a otra persona, serás el encargado de la llevanza de libros contables, la presentación de cuentas anuales o la realización de declaraciones fiscales. 

Asumir tú solo los costes: a diferencia de una SL, todos los costes de trámites e impuestos, así como de las herramientas de trabajo, correrían de tu cargo, ya que serías el único socio. 

Solo un punto de vista: ser el único socio tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Se producirán situaciones en las que no tomarás la decisión correcta o no sabrás qué hacer. Cuando existen más socios, surgen más puntos de vista que, en ocasiones, sirven de ayuda. 

Limitaciones en la captación de capital: además de la limitación del número de socios, la SLU no puede emitir acciones. Esto limita las posibilidades de captar capital a través de la venta de acciones en bolsa u otros mecanismos similares.

¿Las SLU pueden tener trabajadores a su cargo?

. Las Sociedades Limitadas Unipersonales pueden tener trabajadores a su cargo. Ya puedes respirar tranquilo, no tendrás que hacer todo el trabajo tú solo.

Este tipo de preguntas es muy habitual debido a que se suele confundir que haya un único socio con que solo esté compuesta por una persona. 

Contratar o no trabajadores para tu SLU dependerá de las necesidades operativas y productivas de tu empresa. Es más, te ayudará a centrarte en la gestión y estrategia de tu negocio. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que deberás cumplir con las mismas obligaciones laborales y fiscales que cualquier otra empresa. Es decir, estarás sujeto a las mismas normas y regulaciones en relación con la contratación y gestión de trabajadores.

¿Es posible la venta de participaciones en una Sociedad Limitada Unipersonal?

La venta de participaciones como tal no es posible ya que, al ser una sociedad unipersonal, no se puede dividir en acciones para obtener financiación, ya que perdería su esencia. Para ello están las Sociedades Limitadas. 

Sin embargo, existe una posibilidad remota y es que una sola persona esté dispuesta a adquirir toda la sociedad

Además, la venta de esta puede estar sujeta a ciertos trámites legales, como la necesidad de modificar los estatutos sociales, obtener el consentimiento de los acreedores o realizar la inscripción de la operación en el Registro Mercantil.

¿Qué es mejor ser autónomo o crear una Sociedad Limitada Unipersonal?

Que sea mejor opción ser autónomo o crear una SLU dependerá de tu situación actual, tus necesidades y tus objetivos a corto, medio y largo plazo. Ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes que deberás valorar antes de elegir entre una u otra.

Ser autónomo es más “sencillo” y económico que crear una SLU, ya que no se requiere un capital social mínimo. Además, los trámites para iniciar el alta son más simples y rápidos, ya que no necesitas acudir al notario, crear estatutos ni desplazarte a Hacienda. 

Sin embargo, las SLU tiene una ventaja principal que la convierte en una opción muy atractiva, aunque su creación resulte más compleja que darse de alta como autónomo: la responsabilidad limitada.

Este aspecto resulta muy llamativo debido a que, a diferencia de cuando eres autónomo, tu patrimonio personal estará protegido, ya que solo responderías con el capital aportado a la sociedad. 

Además, en algunos casos, puede resultar más ventajoso fiscalmente que ser autónomo. Las SLU tributan por el Impuesto de Sociedades, que en algunos casos tiene una tasa menor que la del IRPF.

En definitiva, no es una decisión que deberías de tomar tan a la ligera. Mi consejo es que acudas a un profesional para que te asesore y te ayude a elegir la opción que más te conviene, así como su puesta en marcha.

En Ayuda T Pymes están más que habituados a ayudar a autónomos y empresarios cada día en la toma de decisiones. ¡Estarán encantados de echarte una mano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIPCIÓN

SUSCRÍBETE!

No deberías perderte nada de lo que cuente por aquí.