Ventajas y desventajas de Emprender

17 agosto 2021 > Autónomos | Empresas

Ventajas y desventajas de emprender: 10+5 razones para hacerlo (o no)

A pesar de que el 2020 resultó ser un año fatídico, surgieron nuevas empresas, y los nuevos autónomos no pararon de aparecer.

Esto demuestra a las claras que las crisis son oportunidades para miles de personas.

¿Eres tú una de ellas?

Si desde hace tiempo te hace runrún la idea de montarte tu propio negocio, pero te faltan argumentos de peso para lanzarte (y quieres saber qué responder a tu familia cuando te cuestionen por qué quieres hacerlo), te he preparado este artículo.

👨‍🏫 Para emprender un negocio puedes: por un lado, ser autónomo, o por otro lado, crear una empresa. Esto a grosso modo, pues hay un montonazo de posibilidades diferentes, y seguro alguna de ellas se adapta mejor a ti.

Si eres lector habitual de este blog -y más te vale-, habrás leído el artículo de las 19 oportunidades de negocio que puedes emprender. Échale un ojo si todavía no se te ocurre a qué dedicarte.

¿Te hace ilusión tener tu propio negocio?

Pues venga, te menciono primero los beneficios y después veremos las razones para no hacerlo (spoiler: ganan las ventajas).

Ventajas de emprender: los 10 motivos más poderosos

¿Quieres ir a por todas y derrotar cualquier barrera mental que se te presente, o que te digan otros?

Te propongo un ejercicio: de las siguientes ventajas que te presento, elige la que más te motive para ‘abrir las persianas’ de tu proyecto, y otras razones que te guardes debajo de la manga, para que siempre te muestres seguro de lo que vas a hacer.

Disfrutar de mayor libertad

Esto es, para muchos, lo más gratificante, más que el dinero en sí. Pero lo cierto es que no te sentirás libre al comienzo.

Es más, puede que te frustres por todo lo que implica tener un negocio, qué servicios y productos ofrecer, cómo ser productivo y trabajar más rápido (sin perder calidad) para facturar más, etc.

Pero a la larga, sentirás que eres libre, como el Sol cuando amanece, como cantaba Nino Bravo.

¿Y qué clase de libertad vas a obtener? Bueno, ¿qué es para ti la libertad? Para algunos es trabajar con el portátil a cuestas, mientras descubres mundo. Pero para otros es simplemente pasar más tiempo de calidad con sus hijos, visitar a su familia cuando les plazca, o escaparse un finde largo por ahí.

Piensa de qué maneras serás más libre.

Sentirte lleno con tu propio proyecto

Algo importantísimo, la realización personal.

Tu negocio puede ser una fuente de ingresos importante, sí, pero además puede ser la forma ideal de hacer lo que te gusta, lo que te apasiona, sea por la actividad en sí, o por la satisfacción de que tu trabajo tiene buenos resultados en otras personas o negocios.

Dejar un legado

Este beneficio es más aspiracional. Y sí, más difícil.

Pero hay gente que sueña con crear un negocio que siga adelante impactando en la vida de otras personas, incluso aunque ellos ya no estén en vida.

Ejemplo de ello es Steve Jobs. El fundador de Apple ha inspirado a multitud de personas a perseguir sus sueños. Y si no, piensa en lo que siempre se dice de Apple: “Comenzó en un garaje. Así que tú puedes empezar pequeño y convertirte en un grande”.

Estar libre de deudas

Seamos sinceros.

Si estás ahogado en deudas, emprender un negocio es peligroso. Puede generarte más y más deudas que te dejen sin los recursos necesarios para mantenerte a ti y a los tuyos. Por ello quizás lo mejor sea un trabajo por cuenta ajena.

Sin embargo, a lo mejor no quede de otra. Y hay muchos casos en los que con poca o nula inversión, han logrado un éxito bestial.

Si te encuentras en esta situación, piénsalo muy bien. Revisa, si quieres, el post al que te hice referencia al principio y mira ideas económicas para empezar a generar un sueldo cuanto antes. Pero eso sí, tiene que ser con algo que te apasione, que no solo hagas por dinero. Tener esa motivación será clave para ganar la batalla a tu crisis.

Ganar más dinero

Lógico, ¿verdad?

No te vas a meter una dosis de estrés, inversiones y frustraciones para ganar menos de lo que puedes con un trabajo en alguna empresa.

Plantéate estas preguntas: ¿cuánto dinero quiero ganar?, ¿será factible?, ¿en cuánto tiempo lo conseguiré? Y más importante aún: ¿por qué quiero ganar X dinero?

Ser más feliz

Poco más que añadir.

Si tu proyecto no te hace feliz, mejor cambia de idea.

Y sí, puedes ser muy feliz siendo autónomo, no todo es negativo en el mundo freelance.

Ayudar a otros negocios

¿Tu idea de negocio es B2B? Esto significa que emprendes para vender a otras empresas.

Si tienes un servicio, o un producto que ofrecer a otras empresas, de verdad que es una opción excelente, pues te podrás posicionar como un experto si te dedicas a ayudar a otras empresas a generar más ingresos, a comunicarse mejor, a ser más productivos… a lo que sea, pero que te van a necesitar para su desarrollo.

Ayudar a otras personas

Otro tipo de mercado es el B2C: de empresa a consumidor.

¿Cómo harás feliz a tus clientes? Tener presente la respuesta a esta pregunta te motivará.

Da igual si ayudas a los chiquillos del instituto de enfrente con tus bocadillos, a la señora del quinto con tu peluquería de abajo, o a los dueños de perros porque los sacas de paseo…

Estás cubriendo sus necesidades o satisfaciendo sus deseos, los haces sentir bien, y eso te puede animar a seguir trabajando.

Estar más tiempo con tu familia

En este aspecto sí que vas a notar la diferencia.

Y no por el hecho de que tendrás a tu familia hasta en tu empresa -que si quieres puedes lograrlo-. Si no que podrás decidir tus días libres y cuándo tomarás vacaciones para pasar más tiempo con los tuyos.

(Nota mental: ¡no te olvides de las vacaciones!).

Ser tu propio jefe

Sé que esta ventaja está muy manida, pero es verdad. No todos hemos tenido jefes excelentes, que valoran nuestro trabajo y nos sonríen para felicitarnos de vez en cuando…

Darte algún capricho, terminar antes un día que no te encuentres muy allá, y como decidas mimarte… te convertirá en el mejor jefe que hayas tenido jamás.

Eso sí, este punto tiene una doble vara de medir. También ser tu propio jefe podría ser tu peor pesadilla. Te hablo de ello en la primera desventaja.

Desventajas de emprender

En este ejercicio de ver tu porqué a la hora de emprender, es importante que tengas en cuenta ciertas objeciones, que si bien no son razones para no dar el paso de montarte un negocio, podrían debilitar tu resolución de lograrlo.

Ser tu propio jefe

Ya vimos su parte positiva.

Aquí la cara B:

Si no te administras bien, sobre todo al principio, irás cuesta arriba.

Trámites con Hacienda

Cuánto miedo da Hacienda, y en muchas ocasiones, con razón.

Teme si recibes un requerimiento para que les contestes en un plazo definido, o peor aún, que suene el timbre y sean ellos, que te van a hacer una inspección.

Además de que darte de alta puede parecer un suplicio, por no hablar de rellenar modelos, presentar trimestres, cuentas anuales…

No te queda tiempo al principio

Para nada ni para nadie, hasta que poco a poco irás mejorando (o eso se supone).

Se dice que ni siquiera tienes tiempo de enfermarte, pero oye, puedes romper con esa premisa. Aunque mejor estar siempre saludable.

Mucho papeleo que gestionar

Ya hablamos de la Agencia Tributaria. Pero el papeleo no acaba ahí.

¿Qué hay si vas a abrir un local, o si tienes que contratar personal? Y ante un cierre de negocios por la pandemia, ¿cómo solicitas determinada ayuda?

Las gestiones son casi ilimitadas.

Tener que buscar clientes

Cuesta y mucho que al principio confíen en ti y que te compren tus productos o que contraten tus servicios.

Pero te toca pico y pala.

Todo llega a su tiempo. No te desanimes ni bajes la guardia. Y si tienes la seguridad de que hay mercado suficiente al que te puedas dirigir, no saltes de idea en idea; la indecisión es lo peor, y lo que podría sacarte del sueño de emprender.

¿Qué debes hacer para emprender con éxito?

Como te mencioné al principio, estoy segurísimo de que vale la pena dar el paso y emprender.

Por el aspecto legal y todo el papeleo que generarás, qué decirte…

No tienes por qué preocuparte… si sabes encontrar a los mejores profesionales a los que delegar esas tareas que no deseas llevar, o que te generarían quebraderos de cabeza.

De hecho, en un negocio se pueden delegar muuuchas cositas, pero lo mejor al principio es contar con una asesoría fiscal, contable y laboral. Y no temas empezar con poco presupuesto, una asesoría no te va a dejar en la ruina. ¿Sabías que desde 29,95€ al mes puedes contar con una asesoría integral, un programa para hacer facturas y enviarlas, entre otras ventajas?

Aquí puedes contactar con Ayuda T Pymes, y mis compañeros te lo cuentan mejor.

Y si quieres ir a por todas y montar tu propia empresa, haz clic en el siguiente botón:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.