Las vacaciones de un autónomo dónde están que no las veo

6 octubre 2021 > Autónomos | Otros

Las Vacaciones de un Autónomo ¿dónde están que no las veo?

La vida es cíclica, circular y todo lo que va vuelve y viceversa, sean pantalones campana o camisas estampadas. La ropa nueva que compres hoy podrás volver a ponerla dentro de 10 o 15 años e irás plenamente a la moda 💪

Hay cosas míticas que vuelven cada verano como las «tripiticiones y más» en la tele de los capítulos de viajeros por el mundo, españoles callejeros, viajeros callejeros, callejeros españoles o españoles que viajan por el mundo (nunca me aclaro cómo se dice).

También comprar un décimo de lotería de Navidad mientras caen cuarenta grados de calor a la sombra en el lugar de veraneo o el «sursuncorda» que se pasan el día aporreando paredes de cartón en casas americanas a reformar desafiándose con un socio para ver quién lo hace mejor.

Vuelven las serpientes de verano y vuelven también las leyendas urbanas como la autoestopista de la curva que luego desaparece, el monstruo del Lago Ness o… las vacaciones de un autónomo 👈

Si quieres descubrir toda la verdad y nada más que la verdad sobre esta leyenda urbana para saber qué son, cuánto duran, cuánto cuestan y dónde van de vacaciones los autónomos, sigue leyendo pegado al ventilador o al botijo.

Despega la nave del misterio. Cierra la maleta que nos vamos 🚀

¿Qué son las vacaciones de un autónomo?

La RAE define vacaciones como “descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios” Lo he comprobado varias veces y no hay ninguna entrada para “vacaciones de autónomos”.

¿En qué consisten unas vacaciones para un autónomo?

Parece ser que la leyenda urbana dice que las vacaciones de un autónomo consisten en estar varios días seguidos con la mente metida en la “nothing box”, tripa arriba tumbado tomando el sol, sentado en un chiringuito playero o en el bar de la plaza del pueblo sin más preocupación en la cabeza que decidir si le echas o no unas gotas de tabasco a la siguiente cerveza para realzar su sabor. Es un estado ideal que los médicos asimilan al “estado catatónico”

👩‍🏫 Según la ciencia “la catatonia consiste en una actividad motora muy lenta que puede llegar a la inmovilidad, y en la que el paciente interrumpe el contacto con su entorno”.

El autónomo que la padece tiene el aspecto de una persona sin vida generalmente desparramado en una tumbona de la playa y está asociado al mutismo (silencio o ausencia de producción verbal que solo rompe para pedir otra cerveza en el chiringuito más próximo), negativismo (como si se aislara del contacto con su entorno mediante una resistencia a obedecer órdenes muy sencillas como clavar la sombrilla en la arena o portear la nevera, los flotadores, la bolsa con las cremas y la silla de la playa) y obediencia automática al reloj biológico con órdenes básicas: comer, beber, dormir, etc.

¿Cuánto duran las vacaciones de un autónomo?

No hay registros oficiales porque no se han podido testar autónomos en largos y profundos estados de vacación sin atender el móvil, respondiendo emails de clientes, apagando fuegos, enviando presupuestos de última hora, etc. Sí se han encontrado autónomos que desconocían el mecanismo para bajar la persiana de sus negocios para coger vacaciones después de 10 o 20 años abiertos.

Como excepción, el Estatuto del Trabajo Autónomo reconoce a los Trabajadores Autónomos Dependientes (TRADE) derecho a 18 días hábiles al año de vacaciones, sin temor a “represalias” de la empresa, pero a diferencia del trabajador por cuenta ajena, estas vacaciones no serán retribuidas. Es lo que se denomina “vacaciones a lo Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como” 👨‍🏫

¿Cuánto cuestan las vacaciones?

Pues depende de cómo esté el bolsillo de cada uno. No hay una cifra. El coste se puede dividir en tres partes

  • Coste variable: cuanto más lejos, más peña y más tiempo de vacaciones, más pasta hay que arrimar, claro
  • Coste fijo: aquí está la madre del cordero porque los gastos fijos del negocio son los mismos cierres o no (alquiler, cuota de hipoteca, luz, agua, cuota de autónomo, etc.)
  • Coste de oportunidad: lo que se deja de ingresar mientras se está cerrado de vacaciones.

¿Quién paga las vacaciones del autónomo?

¡Tú, solo tú!, como decía aquel. Tú te pagas los gastos fijos, los variables y los de oportunidad, así que si vas día a día como en los partidos de fútbol y no hay nada ahorrado ¡agüita!, quizá no llegue para vacaciones este año.

¿Dónde van de vacaciones los autónomos?

Pues cada uno a donde quiera: puedes darte una vuelta espacial en el cohete de Virgin Galactic con Branson, ir a la playa, la montaña, al pueblo o en casa si no hay más.

No obstante, lo más típico y tópico en verano es ir al sur y te lo pueden decir hasta cantando

🎵 “Para hacer bien el amor hay que venir al sur, para hacer bien el amor iré donde estás tú, sin amantes “brumm” quién se puede consolar, sin amantes “brumm” esta vida es infernal” 📣 (D.E.P. Raffaella)

Las vacaciones de los autónomos están sobrevaloradas

Irse de vacaciones es el sueño inalcanzable de muchos autónomos, pero están muy sobrevaloradas. Te explico por qué:

  • Nos las venden como si fueran los mejores días de nuestra vida, y en realidad, si consigues irte 3 o 4 días, nos traumatizamos cuando se terminan. 
  • Regresas agotado del viaje ¿Ibas a descansar y relajarte? ¡Ja! Los primeros días no puedes desconectar del trabajo y cuando lo empiezas a conseguir tienes que volver y a trabajar al día siguiente.
  • Te gastas los ahorros, te crujen en cuanto sales por ahí y tu tarjeta de crédito regresa albardada.
  • Te fastidia no haber aprovechado el tiempo y piensas en todas las cosas que pudiste haber hecho y no has hecho incluso si te has quedado en casa.
  • Subes unos kilitos de más. Se te va la pinza y te olvidas de comer normal también en vacaciones, pero los postres y los fritos son una gran tentación; un día es un día y seis son media docena de días.
  • Debes sacar las cosas de tu maleta. Es algo que tú nunca has hecho ni lo volverás a hacer, pero esa mítica maleta que se pasa quince días sin deshacer, dando más vueltas que el baúl de la Piquer porque crees que así prolongas las vacaciones y además, no puedes con la pereza de tener que guardar las cosas en el armario.

¿En verdad, después de todos estos argumentos, no crees que las vacaciones de los autónomos están sobrevaloradas? 💃🏻

¿Existe depresión post-vacacional en los autónomos?

¡NO! Un autónomo no siente depresión por regresar a la cruda realidad post-vacacional ni se lo puede permitir, porque para ello debería experimentar la sensación de estar un mes completo de vacaciones, auténtico mantra de los trabajadores por cuenta ajena.

Un autónomo no sabe qué es volver al trabajo porque nunca pierde su inercia y está siempre en modo “ON” gracias a sus dos mejores amigos, el móvil y el correo electrónico.

Bueno, pues eso es todo amigos. Si este año ves vacaciones, aprovecha y disfruta porque están más ganadas que nunca y si no, pues aquí me tendrás junto a los compañeros de AYUDA T PYMES haciéndote compañía. Recuerda que lo mejor está por venir ✅

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.