Seguro de responsabilidad civil en autónomos

4 agosto 2021 > Autónomos

¿Puedes trabajar como autónomo sin Seguro de Responsabilidad Civil?

El riesgo es la posibilidad de que suceda un daño o un perjuicio y sus posibles consecuencias. Cualquier amenaza puede convertirse en un desastre, pero también se puede reducir al mínimo.

Es la relación «causa efecto». Por ejemplo, recuerda el follón que se montó cuando escaparon los dinosaurios del Parque Jurásico 💪 Si suponemos que el portero de Parque Jurásico era autónomo, se dejó la puerta abierta del parque y por ahí se le escaparon los dinosaurios.

¿Podría haberse protegido profesionalmente de las consecuencias de ese despiste? Si te quedas hasta el final, te cuento cómo puedes reducir o eliminar completamente los riesgos que pueden poner en peligro tu negocio.

Ponte el cinturón de seguridad que despegamos hacia el mundo de la responsabilidad civil 🚀

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

Somos humanos y no podemos evitar cometer errores o que ocurran accidentes, pero sí podemos protegernos de sus consecuencias.

Tanto las empresas como los autónomos corren el riesgo de causar un daño a terceros y, en ese caso, la víctima puede exigir una indemnización que varía en función del daño ocasionado. Para evitarlo, se puede contratar un seguro de responsabilidad civil.

Su principal beneficio es garantizar la continuidad de la actividad o negocio ante un imprevisto que implique el pago de una indemnización a un tercero por daños y perjuicios ocasionados.

¿Es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil?

La respuesta es mítica: depende, unos sí y otros no. El seguro más conocido es el seguro obligatorio de circulación para vehículos. Si no lo tienes contratado, no debes circular por carretera 🚗

En general, diría que es aconsejable siempre que tengas un local abierto al público para cubrir cualquier posible daño que pueda sufrir un cliente en su interior. Por ejemplo, si el suelo está mojado, alguien entra y se cae en el local y sufre una fractura, te exigirá una indemnización.

Igualmente, si no tienes un local abierto al público, pero tu actividad puede causar algún daño a terceros como es el caso de los profesionales, es recomendable estar protegido con un seguro (médicos, abogados, asesores, etc.) 

En qué consiste el seguro de responsabilidad civil

Los seguros de responsabilidad civil para autónomos están pensados para proteger al autónomo que está al frente de un pequeño negocio a su nombre, generalmente con un reducido volumen de facturación anual y con pocos empleados a su cargo o incluso ninguno de los riesgos derivados de su actividad empresarial.

La cobertura básica de los seguros de responsabilidad civil para autónomos es la protección frente a las posibles indemnizaciones por la responsabilidad civil de explotación.

Por tanto, cubren tanto la defensa jurídica como las indemnizaciones por los daños causados a terceros como consecuencia del desarrollo de la actividad profesional del autónomo. Si el autónomo no dispone de seguro de responsabilidad civil deberá responder con su propio patrimonio frente a las posibles indemnizaciones.

Pero además, puede incluir otras coberturas en función del tipo de negocio del autónomo: la responsabilidad civil patronal si tiene empleados a su cargo, la responsabilidad civil de productos terminados si el negocio tiene un equipamiento con el que realiza alguna actividad de fabricación, la responsabilidad civil locativa si el autónomo desarrolla su actividad en un local y la responsabilidad civil profesional que veremos en detalle más adelante.

Es importante identificar bien el tipo de negocio que se desarrolla para elegir las coberturas de responsabilidad civil que mejor se adaptan a cada uno 👨‍🏫

Seguros multirriesgo de responsabilidad civil

Los seguros de responsabilidad civil para autónomos pueden ser también seguros multirriesgo, similares a los del hogar.

Los seguros multirriesgo, además de asegurar la responsabilidad civil, aseguran al autónomo frente a daños en el local o equipamiento (por agua, incendio, daños eléctricos, daños atmosféricos, etc.), y pueden incorporar otras coberturas recomendables para el autónomo como el robo, la avería de maquinaria o la indemnización en caso de paralización de actividad, entre otras.

Precios de las primas de los seguros de responsabilidad civil

Los precios de las primas de los seguros de responsabilidad civil (RC) varían dependiendo de la actividad y del tipo de local. El precio de la prima anual suele andar por los 150 pavos para los casos de menos riesgo. El precio para profesiones con más riesgo puede llegar a los 700 pavos o incluso más en casos especiales (materias peligrosas, etc.)

Lo mejor es preguntar antes de contratar y leer bien toda la letra pequeña.

Tipos de responsabilidad civil en los autónomos


Estos seguros son una garantía para los trabajadores y también para los clientes que contratan sus servicios. Sin estos seguros, sería el profesional el responsable de responder con su propio patrimonio ante las consecuencias de cualquier negligencia profesional. Y son ✅

La responsabilidad civil general


Es la derivada de los daños que, por acción u omisión, se puedan causar a terceros. Se incluye tanto la voluntariedad como la negligencia en el ejercicio de la actividad que desarrolla, pero no cubre la negligencia o el error profesional.

Para el resarcimiento de los daños causados, que pueden ser tanto personales como materiales, se suele emplear el criterio de la monetización.

Ejemplo de Responsabilidad civil general

Un concesionario de vehículos organiza en sus instalaciones una presentación de un nuevo modelo para sus clientes. En mitad del evento, cae una banderola publicitaria que hiere a un invitado. En este caso, la empresa es la responsable de los daños por lo que su R.C. general cubrirá los daños que corresponda indemnizar por el daño corporal.

La responsabilidad civil profesional


Es la responsabilidad derivada de errores, omisiones o negligencias en la ejecución de la actividad profesional que generan un perjuicio económico, personal o material a un tercero. Esta es el seguro que habría cubierto el despiste del portero del Parque Jurásico 👈

Ejemplo de Responsabilidad civil profesional

El concesionario anterior contrata los servicios de una agente de marketing para diseñar y producir el folleto corporativo del nuevo modelo. Por un malentendido, elabora el folleto diciendo que es un coche de gasolina en lugar de 100% eléctrico. Los folletos no son correctos, no se pueden entregar a los invitados de la presentación oficial y ello puede reflejarse en un perjuicio económico para el concesionario en forma de menores ventas. En este caso, el agente publicitario es responsable de los daños y perjuicios ocasionados y su seguro de RC profesional tendrá que cubrir la indemnización que corresponda.

Nadie está exento de cometer un error o de pasar por alto un detalle que resulte fatal, tanto por acción como por omisión. Por eso cualquier empresa de servicios debe contar con un seguro de responsabilidad civil profesional adaptada a su actividad.

La protección será total si completas este seguro con otro de responsabilidad civil general que también incluya patronal, explotación y producto.

¿Tu asesoría tiene seguro de responsabilidad civil?

¡Esa es la pregunta del millón! Todos somos humanos, cualquier asesor o gestor puede equivocarse, pero si el error es de carácter fiscal el impacto puede ser importante en la pyme o autónomo.

Por eso, no es recomendable trabajar con asesorías sin seguro de responsabilidad civil profesional, ya que con ello estás poniendo en riesgo tu propio patrimonio. Dicho lo cual, no me cabe ninguna duda que hay asesores independientes que son unos magníficos profesionales y pequeñas asesorías muy preparadas para llevar la gestión laboral, contable, fiscal y económica de pymes y autónomos.

Pero, como en cualquier otra profesión, también se da el caso de asesorías sin mucha experiencia profesional o medios insuficientes que puede convertirse en una amenaza para sus propios clientes por incumplimiento de normas o plazos. En estos casos, es el cliente quien responde ante la Administración por la presunta negligencia imputable al asesor en forma de sanciones de la Administración Tributaria o de la Seguridad Social ⛔️

Después el cliente puede reclamar una indemnización pero… ¿Y si la asesoría no dispone de seguro? Si no tiene contratado seguro de responsabilidad civil profesional, el asesor deberá hacer frente a la reclamación de daños con el patrimonio personal de la empresa o el suyo propio, tanto presente como futuro.

No trabajes con quien se ahorra el seguro que te protege

Por eso es importante que te asegures de que tu asesoría laboral, fiscal y contable dispone de un seguro suficiente para cubrir:

  • La responsabilidad civil directamente exigible al personal empleado por su asesoramiento
  • Los daños materiales causados a tu patrimonio, por pérdida o extravío de expedientes o documentos en poder de la asesoría.

En este sentido y para tu tranquilidad AYUDA T PYMES dispone de un amplio seguro de responsabilidad civil profesional para tu tranquilidad y la de tu empresa. Si quieres más información, clica abajo y contactarán contigo enseguida.

Bueno, pues hasta aquí puedo escribir. Espero que te haya quedado un poco más claro que son y cómo funcionan los seguros de responsabilidad civil general y profesional. Vámonos que van a pintar 🎨

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.