Cuáles son las funciones del asesor laboral

Si quieres saber todas las funciones de un asesor laboral y descubrir por qué su papel es tan importante para cualquier empresa, has llegado al lugar correcto. En este post resolveremos todas tus dudas y si te interesa formarte de la mano de profesionales en activo, no te pierdas el máster asesoría laboral online.

Para pequeñas, medianas y grandes empresas es fundamental tener una buena gestión de sus empleados. Por eso, cada vez más, la figura del asesor laboral está más solicitada en compañías que buscan tomar las decisiones correctas y evitar sanciones económicas.

¿Cuál es la función principal de un asesor?

Existen diferentes tipos de asesores según su especialización en los ámbitos de contabilidad, fiscabilidad, laboral o jurídico, aunque todos ellos tienen una misma función principal: aconsejar a otros profesionales desde sus conocimientos en la materia.

Junto con el asesoramiento, también suelen ofrecerse servicios de gestión de todo lo que engloba la especialidad (entrega y recogida de documentos, coordinación, realización de trámites, etc.). Estos servicios son muy útiles para que los empresarios cumplan sin problemas sus obligaciones legales y tributarias.

¿Qué es exactamente un asesor laboral?

Cuando hablamos de un Asesor Laboral nos referimos al encargado de todas aquellas tareas que se relacionan con los empleados de cualquier organización. 

Su función más importante es garantizar que la empresa cumpla con la normativa laboral y aconsejar al empresario en relación a fórmulas de contratación, subvenciones, seguros sociales, bonificaciones, sueldos, bajas, jubilaciones, tipos de contrato, etc.

Para desempeñar esta labor profesional es necesario tener una amplia formación en cuestiones de derecho laboral, trámites, herramientas y procedimientos administrativos. Conocimientos que se deben ir actualizando con cada reforma laboral para adaptarse a la legislación vigente y a los beneficios generales de las empresas.

Ámbitos y funciones del asesor laboral

Las tareas de un asesor laboral pueden ser muy variadas, pero se valora especialmente su capacidad para adelantarse a posibles escenarios de ocupación laboral y el desarrollo de fórmulas de empleo que sean positivas para sus clientes.

En resumen, podríamos decir que un asesor laboral tiene las siguientes funciones:

  • Asesorar a los empresarios en relación a la legislación laboral y sus actualizaciones.
  • Velar por los intereses de las empresas, adaptándose a sus necesidades y optimizando gastos.
  • Realizar todos los trámites burocráticos que afecte a los trabajadores (contrataciones, nóminas, jubilaciones, bajas…).
  • Representar a la compañía ante las diferentes administraciones.

Todas estas se enmarcan en cuatro ámbitos, en los que el asesor laboral debe desenvolverse para desarrollar su trabajo con empresas, pymes o autónomos.

Seguridad Social

La Seguridad Social es la administración que regula el sistema de pensiones, prestaciones contributivas y no contributivas. Cada empresario tiene la obligación de afiliar a sus trabajadores y contribuir en sus cotizaciones. Si se produce un incumplimiento de estas responsabilidades, la empresa tendrá que asumir graves multas que pueden llegar, incluso, al cierre temporal.

El asesor laboral, como experto en el ámbito de la Seguridad Social, debe encargarse de los diferentes aspectos de este organismo para evitar inconvenientes.

Los trámites de despidos, altas y bajas laborales, defunciones, expedientes de regulación o certificados de la Seguridad social para estar al corriente de los pagos, son algunas de las tareas destacadas de este ámbito.

Área procesal

En el ámbito de procesamientos, se tienen en cuenta todos los trámites que se relacionan con problemas burocráticos o extrajudiciales que afectan a los trabajadores de la empresa.

Es muy importante conocer y controlar estos procedimientos judiciales entre trabajadores y empresa. Aquí entra las funciones de asesoramiento de convenios colectivos (seguimientos, control, contenido y límites) y consultorías técnicas.

Prevención de riesgos laborales

A través de una política de Prevención de Riesgos, el asesor debe observar e informar de posibles irregularidades a la empresa. En especial, en trabajos donde se dan condiciones laborales de alto riesgo como exposición a radiaciones, grandes niveles de ruido o sustancias químicas.

El objetivo es prevenir los posibles problemas, minimizando los riesgos o eliminándolos por completo. Así como solucionarlos lo antes posible en caso de que surja alguna de estas dificultades.

Relaciones laborales

La mayoría de gestiones que tienen que ver con las relaciones entre el empleado y la empresa o sus compañeros de trabajo, están destinadas al departamento de recursos humanos.

Sin embargo, dependiendo de la compañía, existen servicios adicionales que un asesor laboral puede ofrecer. En este caso se incluyen las gestiones de contratación y convenios colectivos, derechos y deberes de trabajadores o recibo de salarios o nómina, entre otras.

¿Cuál es el perfil profesional del asesor laboral?

Un asesor laboral puede trabajar dentro de una empresa, una asesoría laboral, despachos profesionales o como autónomo. Su perfil tiene que contar con una formación especializada en gestión laboral, ya que su trabajo requiere conocimientos técnicos.

Las personas observadoras y resolutivas son generalmente buenas para dedicarse a este trabajo, puesto que, como profesionales, deberán adelantarse a los problemas y situaciones en las que tengan que intervenir. La empatía, asertividad, cercanía y organización son aptitudes positivas para aquellas personas que estén pensando en dedicarse a esta profesión.

Requisitos para trabajar en una asesoría laboral

Para trabajar en una asesoría laboral, se tendrá en cuenta que el asesor profesional tenga las siguientes habilidades y competencias básicas:

  • Formación en el ámbito del derecho laboral, tanto a nivel autonómico y local como a nivel naciones e internacional.
  • Conocimientos en estrategias y políticas laborales, así como habilidades analíticas para llevar a cabo un plan jurídico y administrativo que favorezca estratégicamente a las empresas.
  • Habilidades organizativas para planificar, gestionar, coordinar y cumplir plazos.
  • Capacidad para gestionar documentación y realizar trámites burocráticos internos.
  • Actualización de la información sobre normativa laboral, legislación y novedades publicadas en el BOE (Boletín Oficial del Estado).
  • Conocimientos en derecho de trabajo, como gestión de deudas, bienes, garantías, etc.
  • Habilidades para mediar conflictos laborales y encontrar soluciones a problemas entre distintos intereses.

Con toda esta información, ya puedes hacerte una idea de lo que significa ser asesor laboral y entender cuáles son las funciones que debe cumplir. Si te gustaría enfocar tu carrera profesional a este sector, no pierdas la oportunidad de aprender de otros asesores en activo con el máster asesoría laboral online ¡Nos vemos dentro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.