¿QUÉ NECESITAS?

Inicio > Categorias > Historias de emprendedores > Sumalab afianza su éxito empresarial en el desarrollo de videojuegos VR

Sumalab afianza su éxito empresarial en el desarrollo de videojuegos VR

La pasión por el mundo de los videojuegos no tiene edad. Para muchas personas es una vía de escape de la realidad y una buena forma de relajarse y divertirse sin tener que moverse de casa.

Detrás de estos juegos existe una labor de desarrollo enorme que, para la gran mayoría, resulta muy desconocida. Desarrollar un videojuego de calidad puede llevar años de trabajo y requiere de una gran inversión en equipo y mano de obra.

Es cierto que el mayor desarrollo de videojuegos se produce en China, pero no es el único país que los produce. España cada vez va cogiendo más fuerza en el sector gracias a empresas como Sumalab.

¿Quieres conocer más sobre ella? Su cofundador David Cano nos ha concedido una entrevista que no te puedes perder si quieres emprender en el mundo de los videojuegos y tienes curiosidad por cómo se desarrollan. ¡Sígueme!

El primer paso para convertirse en desarrollador de videojuegos es FRACASAR

Sumalab es una empresa de tecnología e innovación que comenzó como todas las de este sector: con un fracaso que les sirvió de experiencia para el futuro.

«Una de las claves que debes tener al desarrollar videojuegos es no acudir a un mercado muy saturado. En Android se publican miles de juegos al día, y al final nuestro juego se acabó perdiendo en el océano», lamenta.

Otro de los motivos de la mala fortuna de su juego, en el que invirtieron un año de trabajo en sus ratos libres fue el marketing. «Para comenzar a salir en la tienda necesitas un millón de descargas y, con nuestra nula capacidad de Marketing en aquel entonces, acabó siendo un fracaso absoluto», sentencia.

Sin embargo, lejos de rendirse tomaron este fracaso como un punto de inflexión para no cometer los mismos errores en el futuro. Y es que, en palabras de David Cano, Director de Desarrollo, «para poder dedicarte a esto tienes que fracasar varias veces para dar con lo bueno».

La motivación por el mundo del desarrollo de los videojuegos evitó que se rindieran en la búsqueda de su objetivo. Sabían que la oportunidad estaba ahí. Y es que, para convertirse en un desarrollador de videojuegos profesional no vale solo con querer entrar en él por ser un sector en expansión. Requiere de un carácter vocacional que permita levantar la cabeza tras un fracaso.

👨‍🏫 La vocación es imprescindible para poder dedicarse al desarrollo de los videojuegos.

La pandemia, el PUNTO DE INFLEXIÓN para Sumalab

La pandemia por Covid-19 fue un punto de inflexión para llevar al éxito a Sumalab tras otro «medio fracaso” que les permitió, al menos, cubrir los costes de producción.

Para David Cano y Diego Martín, fundadores de Sumalab, el confinamiento durante la pandemia les brindó la oportunidad de reenfocar su negocio y dedicarse a desarrollar videojuegos. “Tuvimos que reinventarnos, hacer más Marketing y al final nos dedicamos al 100% a hacer videojuegos”, afirma.

Apuesta por la Realidad Virtual (VR): la REDENCIÓN de Sumalab

El interés por la realidad virtual, una oportunidad en auge dentro del sector, les permitió lanzar su primer éxito en el mundo de los videojuegos. Y es que, a diferencia de los juegos para Android, la realidad virtual es un nicho que no se encuentra saturado por el momento.

«Nos hemos orientado a la realidad virtual porque vemos que es un nicho donde las grandes desarrolladoras no están metidas y sus juegos no ocupan toda la repercusión mediática. Entonces, queda un hueco para meter nuestros videojuegos y tener mayor visibilidad», indica David Cano.

sumalab-desarrollo-videojuegos

«Un desarrollador independiente puede desarrollar un videojuego de realidad virtual y tener éxito porque existe un nicho de mercado. Además, al no tener tanto miedo a fracasar como las grandes, les permite crear videojuegos más arriesgados y auténticos», afirma.

Se trata de una apuesta emprendedora, no muy diferente que a la que hacen los empresarios en cualquier otro sector. Lo que funciona desde hace 5 años no es una oportunidad, pero apostar por la tecnología VR antes de que se asiente definitivamente en el mercado, SÍ. Lo importante es oler la tarta antes de que empiecen a comérsela los demás: ahí está el beneficio y el gran éxito.

Crisis VRigade 2: el ÉXITO de Sumalab llevado a la realidad virtual

El proyecto por el que David y Diego se sienten más orgulloso es la joya de la corona de Sumalab: Crisis VRigade 2.

Crisis Brigade

Su nuevo proyecto comenzó con la idea de adaptar el Time Crisis a la realidad virtual. El objetivo inicial era que, en vez de pisar un pedal, el jugador tuviese que moverse para cubrirse y salir a disparar.  

«De esa idea, acabamos creando un género. Han pasado seis años de esa idea. La primera vez que creamos esas mecánicas fue con el Crisis VRigade 1 y luego lo pulimos con el Crisis Vrigade 2», afirma.

«Es súper satisfactorio ver en las redes sociales que Sumalab ha podido crear un videojuego con las vibraciones del Time Crisis, pero de una forma más divertida», comenta orgulloso.

La importancia de los CONTACTOS en los emprendedores digitales

«Nuestro primer proyecto estuvo relacionado con los grandes museos como El Prado, Thyssen, Louvre… y nos dio mucha visibilidad. Esto fue lo que nos ayudó a encontrar los primeros clientes, aunque luego nos dedicamos a los videojuegos. Aun así, fue necesario para llegar hasta donde estamos ahora», confirma.

«Estuvimos casi una década desarrollando un sistema para ofrecer impresiones de obras pictóricas y envíos a domicilio. La diferencia es que nuestro sistema era digital y las impresiones eran de una mayor calidad que las láminas pre impresas que vendían en los museos», complementa.

Como ves, un cliente satisfecho puede ser el mejor comercial de cara a conseguir muchos más en el futuro, como ocurrió en Sumalab.

El boca a boca se activa, y potencia una marca hasta el punto de descubrir, incluso, nuevos nichos de mercado. Y es que David destaca que esas buenas referencias profesionales les dieron acceso a otros clientes para realizar proyectos de realidad virtual, y experimentando con VR, comenzaron a hacer videojuegos con todo lo aprendido.

¡Ojo! No confundas contactos con enchufes, a nivel empresarial un enchufe dura lo que tardas en traicionar las expectativas iniciales del cliente, es decir, una sola factura. Un empresario debe encontrar, cuidar y trabajar todos sus buenos contactos.

Ayuda T Pymes, la asesoría del siglo XXI que les ayudó a CRECER

Para David Cano pasar de su «antigua asesoría de barrio del siglo XX», donde todo lo realizaban en papel y por llamadas, a Ayuda T Pymes, fue un impulso crucial.

«Buscábamos una asesoría del siglo XXI con la que contactar vía email y con la que pudiésemos ver las cuentas de la empresa a través de Internet. Queríamos ahorrarnos el papeleo y contratar un servicio más profesional. Encontramos a Ayuda T Pymes, la asesoría más grande de España, así que supusimos que algo bien estarían haciendo para llegar a ese nivel», revela.

«Lo que más valoro es que el asesor es muy accesible y te atiende en el mismo día, pudiendo llamarle por teléfono y te lo coge. Parece algo obvio, pero no es así en la realidad. Su servicio es muy profesional y te ofrece toda la información, aunque esté a tu mano», asegura.

«El asesor es muy accesible y te atienden en el mismo día».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRIPCIÓN

SUSCRÍBETE!

No deberías perderte nada de lo que cuente por aquí.