¿QUÉ NECESITAS?

Inicio > Categorias > Creación Empresas > 15 Trucos y consejos para invertir en startups

15 Trucos y consejos para invertir en startups

Es triste amar sin ser amado…Pero más triste es invertir en startups sin estar preparado 😔

Con este comienzo tan poético quiero decirte que invertir en una empresa emergente puede ser un éxito o un fracaso monumental. La cuestión es que quien no se arriesga no gana, y por eso quiero animarte si tu idea es darle el empujoncito a un proyecto que está en marcha y ganar un dinerito con ello 😉

Pero para eso, te recomiendo que sigas los consejos que te voy a dar a continuación. Estará mal que lo diga yo, pero a GesTron no se le va una en lo que a negocios se refiere.

Así que venga, apuntando, que es gerundio 👇

Ante todo, échale paciencia

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que hablamos de una startup, por lo que tienes que hacer caso del refranero español, que dice que «Zamora no se hizo en una hora». Una empresa de reciente creación puede llegar a tardar en años en dar buenos resultados.

No te queda otra: si quieres invertir en una startup, tienes que tener paciencia. La inversión puede tardar en tener su retorno, pero los expertos dicen que las inversiones a largo plazo suelen ser más rentables que las que son a corto plazo. Y si ellos lo dicen, ¿quiénes somos nosotros para discutírselo?

Investiga qué tipo de gestión está haciendo la empresa

Antes de invertir en startups tienes que saber todo lo que puedas sobre la actividad que esta desarrolla y sobre la gestión de la misma. Aunque a priori parezca que se trata de un negocio interesante, tu inversión se puede ir al traste si la gestión no está en las manos adecuadas.

Ten en cuenta el mercado en el que se encuentra la startup

Cuando pensamos en startups, automáticamente se nos viene a la mente el sector tecnológico. Pensamos que este tipo de empresas innovadoras están relacionadas siempre con las nuevas tecnologías. ¡Sorpresa! Esto no siempre es así.

Son muchas las startups que operan en otros ámbitos, por lo que antes de invertir, debes tener en cuenta el mercado en el que vas a introducir tu inversión. Una vez que sepas cuál es su situación actual, podrás hacerte una mejor idea de cuál tendrá en el futuro.

Ponte unos límites

Por supuesto que para invertir hay que arriesgar, eso siempre es así. Sin embargo, una cosa es arriesgar y otra «meter la pata hasta el fondo». Así que antes de invertir, piensa bien cuál es el máximo que te puedes permitir sin crearte un problema real en tu patrimonio. En los negocios, no hay nada asegurado en ningún momento, así que imagínate al principio.

Existen distintos tipos de perfiles de inversores. Mientras unos se pueden permitir unas ciertas pérdidas, para otros, las mismas cantidades podrían ser una catástrofe. Así que si quieres invertir en startups, no te queda más remedio que ponerte a hacer números antes, y ver hasta dónde puedes llegar.

No lo inviertas todo en un mismo proyecto

A la hora de invertir en startups, es mejor aquello de no poner todos los huevos en la misma cesta. Aunque te parezca que una empresa tenga un futuro muy prometedor, recuerda que aquí no hay nada garantizado. Por eso, es mejor invertir en distintas startups, y si estas se encuentran en mercados distintos, mejor aún.

Echa un vistazo a las cuentas de la empresa

No puedes permitirte invertir sin antes investigar la situación financiera de la startup. Tienes que saber si tiene deudas, cómo viene actuando desde sus inicios, etc. También es importante que sepas cuáles son las expectativas de la empresa; es decir, hasta dónde quiere llegar y cómo le gustaría hacerlo.

Busca información sobre otros inversores

Aunque te pueda parecer que sí, el hecho de que nadie ha invertido aún en una startup no tiene por qué ser una mala señal. Quizás simplemente se trate de un proyecto tan reciente que todavía a nadie le ha dado tiempo de dar el paso.

Ahora bien; si a pesar de ser una empresa nueva, ya lleva un cierto tiempo en marcha, es mejor que compruebes si existen otros inversores y qué tal les ha ido.

Déjate ayudar por un fondo de inversión

Invertir en startups es muy buena idea, pero puede serlo aún más si cuentas con la ayuda de un fondo de inversión. Ten en cuenta que a través de este tipo de plataformas puedes entrar en contacto con empresas que necesitan financiación y conocer mejor sus características.

Ten la mente fría

No suena bonito, pero es determinante. A la hora de invertir hay que dejar las emociones a un lado, por lo que no es buena idea invertir en una startup por el simple hecho de tener buena relación personal con sus fundadores, si no es un proyecto que realmente parezca interesante.

No pagues más por menos

Ojo, que el hecho de que una startup parezca buena no quiere decir que tengas que pagar por ella lo que te digan de primeras. Es muy importante que te asesores con profesionales expertos en la materia sobre el valor real que tiene el negocio.

Piensa que si en un principio la empresa pone un precio muy alto para invertir en ella y después no se cumplen las expectativas, no podrá haber nuevas rondas de financiación. Y este puede ser el comienzo del final, ni más ni menos.

Descubre cuántas rondas de financiación se han hecho en la startup

Las startups suelen pasar por distintas rondas financiación, incluso dentro de una misma etapa. Es importante que te informes sobre esto, porque saber cuánto dinero lleva recaudada la empresa y en qué fase se encuentra te ayudará a hacerte una idea sobre cuál puede ser su rumbo próximo.

Conoce a sus fundadores

No basta con conocer el proyecto; antes de tomar una decisión, también debes saber todo lo posible sobre las personas que lo han puesto en marcha. Es fundamental que tengas la máxima información posible sobre cómo son los fundadores de la startup, tanto a nivel empresarial como humano. También debes tratar de descubrir si han llevado proyectos parecidos en el pasado, y en tal caso, cómo les fue con ellos.

Averigua cómo vas a recuperar tu inversión

Las personas que te ofrezcan invertir en una startup también tienen que darte todos los detalles acerca de cómo vas a recuperar el dinero (por ejemplo, a través de dividendos). Ten en cuenta que no todas las startups son buenas para invertir en ellas aun cuando tengan «buena pinta», porque este aspecto puede no estar del todo claro, o puede no ser la empresa más adecuada para tu perfil como inversor.

¿Están realmente comprometidos los fundadores? Asegúrate

Por increíble que parezca, no siempre las personas que ponen en marcha una startup tienen el nivel de compromiso que sería deseable, o se van relajando por el camino. Así que antes de invertir en una empresa, debes comprobar cómo es el perfil de su CEO.

El consejo estrella: invierte en aquello que puedas manejar

He dejado para el final el consejo que para mí es determinante para invertir en startups: invierte en un tipo de empresa que de verdad entiendas o puedas entender. Es decir, tiene que ser un proyecto que comprendas cómo funciona, cuál es la legislación que se le aplica, cómo es su fiscalidad, etc. Que nadie pueda decirte después aquello de: «Manolete, si no sabes torear, ¿para qué te metes?» 😓

Lo dicho: te animo a invertir en startups. Tener vista con estos negocios es una buena forma de obtener rentabilidad y hacer dinerito, sin duda. Pero haz las cosas bien 😏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRIPCIÓN

SUSCRÍBETE!

No deberías perderte nada de lo que cuente por aquí.