¿QUÉ NECESITAS?

Inicio > Categorias > Contabilidad > Qué es el debe y el haber en contabilidad

Qué es el debe y el haber en contabilidad

Seguro que sabes que en una empresa «debe haber» muchas cosas. Debe haber ganitas de trabajar, dinerito, éxito…Todo eso que ya sabemos 🙃

Pero aparte, en las empresas debe haber un «debe», y un «haber». Ni lo de Pablo Pablito clavó un clavito, ya lo sé 😜

Para líos, los que se pueden formar en una empresa cuando las cosas no están claras. Por eso esto del debe y el haber en contabilidad, que suena un poquito raro. Pero aquí está tu superhéroe GesTron para contarte de qué va la movida.

Arreando, que es gerundio.

¿Qué es el debe y el haber?

En el día a día de cualquier negocio se produce una serie de operaciones que tienen que estar registradas en el libro diario, que contiene los asientos contables: el debe y el haber.

  • El debe, que se encuentra en la parte izquierda de la columna, recoge los ingresos que recibe el negocio y que suponen un cargo y por lo tanto, el aumento de los activos.
  • En el haber, situado a la derecha, están las salidas o entregas que se producen en la empresa, que reflejan un aumento de los pasivos.

Es decir, en el debe estarán todas aquellas transacciones que realice la empresa que le supongan bien un ingreso, o bien un débito. En el haber estarán todas las que le representen un gasto o crédito.

En el debe y el haber se recogen los movimientos de cada cuenta, según sean de activo o de pasivo:

  • Las cuentas de activo están representadas por los bienes y derechos con los que cuenta la empresa. Aumentan su valor, a través de las correspondientes anotaciones en el debe, y disminuyen su valor con las anotaciones en el haber.
  • Las cuentas de pasivo (obligaciones de la empresa con terceros) y de patrimonio incrementan el valor de la empresa con su anotación en el haber, y disminuyen su valor anotándose en el debe.

Para no hacernos demasiado lío con esto, el Plan General de Contabilidad, en su Quinta Parte (Definiciones y relaciones contables) recoge los grupos que forman parte de cada cuenta, y en qué casos se carga y en cuáles se abona.

La regla de partida doble

Para comprender bien qué significa el debe y el haber en contabilidad, hay que conocer la regla de partida doble.

Esta regla significa que no existe deudor si no hay acreedor, y viceversa. Si un elemento se incrementa, el otro disminuye. Por eso, el debe y el haber tienen que estar igualados.

  • Cuando el debe es mayor que el haber, significa que hay saldo deudor.
  • Si el haber es mayor que el debe, hay saldo acreedor.
  • Si el debe y el haber son iguales, significa que hay saldo nulo.

Diferencias entre el debe y el haber en contabilidad

Las diferencias entre el debe y el haber quedan claras:

  • Las anotaciones del debe suponen un cargo, y las del haber son algún tipo de abono.
  • En el debe se anotan las operaciones que representan una entrada, y en el haber las que conllevan una salida.

Ejemplos de debe y haber

Veamos el debe y el haber con unos ejemplos.

Ejemplo 1

Supongamos que tenemos una tienda de soluciones informáticas, y hemos vendido un ordenador portátil por valor de 750 euros.

La venta la reflejaremos a la derecha (en el haber), por valor de 750 euros, dentro de la cuenta «Venta de mercaderías». Por otra parte, a la izquierda (en el debe) reflejaremos el mismo valor, en la cuenta «Caja efectivo».

Ejemplo 2

En la misma empresa anterior, hacemos un pago a un proveedor mediante transferencia bancaria, por valor de 3.500 euros.

A la izquierda del asiento (en el debe) irá el pago al proveedor en la cuenta «Proveedores», por valor de 3.500 euros. En la derecha (en el haber) tendremos la cuenta «Banco», por el mismo valor.

Como vemos, las anotaciones en el debe y el haber deben coincidir para que sean correctas.

«Por el puente de Aranda se tiró, se tiró. Se tiró el tío Juanito pero no se mató», dice una jota castellana 🎶 Igual era un autónomo hasta arriba de obligaciones que descubrió que, encima de todo, también tenía que llevar el libro diario con las anotaciones del debe y el haber. Suerte que no se mató, el pobre 😌

Tú no tienes ni por qué pensar en tirarte por un puente, por suerte para ti. Seguro que ya sabes por qué, pero te lo voy a recordar: porque en AYUDA T PYMES, nuestros pedazos de asesores contables están dispuestos a ayudarte con estos jaleos del debe y el haber. Si es que, pa’ to’ tiene que haber gente 😁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.