Edad ideal para emprender

2 julio 2019 > Otros

¿Cuál es la edad ideal para emprender?

La crisis económica se ha llevado muchos empleos por delante. Pero al menos ha traído una buena noticia: el mundo se está volviendo más emprendedor. Personas de todas partes, ante la falta de oportunidades laborales, se lanzan a crear y desarrollar sus propias ideas.

Cuando alguien piensa en ese tipo de persona (emprendedor) siempre se le viene a la mente un joven de 20-25 años fundando una empresa tecnológica. Vamos, algo así como Mark Zuckerberg y Facebook.

¿Y qué provoca eso? Que muchas personas en franjas de edad de 30-40 años piensen que son “demasiado viejas para emprender”. Parece que si no eres un recién graduado (o incluso estudiante) no puedes emprender.

Hoy voy a demostrarte que eso es mentira.

¿Existe una edad ideal para emprender?

Hay muchos estudios que hablan sobre el tema. En algunos se llegó a determinar que la edad ideal eran los 32 años (¡sorpresa!), pero a mí el estudio que más me gusta es el que hizo Founder Institute, la incubadora de startups más grande de todo el planeta.

Hicieron tests de personalidad y aptitud a unos 3.500 emprendedores del mundo y analizaron la evolución de todas las personas inscritas en sus programas (unas 1.000). En total, la muestra era de unos 5.000 emprendedores alrededor del mundo, que es bastante amplia.

¿Y sabes qué descubrieron? Que los emprendedores de mayor éxito eran aquellos que emprendían con una edad más tardía. Es decir, que los emprendedores jóvenes fracasaban más que los “mayores” debido, sobre todo, a su falta de experiencia.

Adiós al bulo de que existe una edad ideal y, sobre todo, a que solo los jóvenes pueden emprender.

¿Qué ventajas tiene emprender más allá de los 30?

El estudio definió que había tres características claves que hacían que un emprendedor tardío tuviera más éxito:

  1. Experiencia: un emprendedor con esa edad suele tener un mayor grado de experiencia. No solo en el sector, sino también en el mundo laboral en general. Todo esto le permite haber aprendido de muchos errores y evitar cometerlos al emprender.
  2. Nivel de conocimiento: el haber trabajado ciertos años en el sector o simplemente llevar años interesándose por aquello en lo que va a emprender le hace tener una base más sólida. No entran en el sector a lo loco, sino que ya saben lo que hay.
  3. Mayor número de contactos: la edad y el networking son dos conceptos que van de la mano. Lo habitual es que alguien más mayor tenga muchos más contactos y, por lo tanto, pueda conseguir colaboraciones, más exposición para su startup, socios adecuados, etc.

Estas tres ventajas son comunes a la mayoría de emprendedores “mayores”. Está claro que si estás hasta los 40 años sin hacer nada no vas a conseguir ninguna de ellas, pero esa es otra historia.

¿Qué ventajas tienen los emprendedores jóvenes?

No quiero desanimar a ningún joven emprendedor, ni mucho menos. Para mí cualquier persona es válida para emprender tenga la edad que tenga. Lo importante es la motivación, los conocimientos y la implicación en el proyecto.

En el estudio de Founder Institute también concluyeron que existían 3 ventajas para los jóvenes emprendedores:

  1. Mayor apoyo: un emprendedor de 20-25 años siempre tiene más apoyo de familia y conocidos que uno de 50 años. Por desgracia en la mente de la mayoría de personas está instaurada la mentalidad de que solo se puede emprender por debajo de los 30.
  2. Más posibilidades de reinvención laboral: una persona joven es capaz de reinventarse laborálmente con mayor facilidad. Tienen mayor facilidad para aprender nuevas disciplinas, cambiar de una a otra y, por supuesto, más años por delante para probar, equivocarse y aprender de ello.
  3. Energía: según Founder Institute la energía y motivación de un joven emprendedor es uno de los motivos por los que muchas salen adelante. En los inicios de una empresa o startup hay muchas dificultades y según el estudio los jóvenes están más preparados para superarlas.

Como puedes ver emprender siendo joven tiene muchos beneficios también. Puedes hacer (casi) lo que quieras, no deberías tener obligaciones y sí una mayor libertad para probar y probar con aquello que quieras crear.

Ejemplos de emprendedores de todas las edades

Los estudios están muy bien, pero vamos a la realidad. Te voy a poner ejemplos de emprendedores de éxito de edades totalmente opuestas. De esta forma vas a ver que la edad no importa, lo que importa es tener una buena idea y construirla.

Arianna Huffington – The Huffington Post

Arianna Huffington fundó el archiconocido The Huffington Post a la edad de 54 años en 2005. Sí, con 54 años decidió crear una revista online. Y no una cualquiera, sino aquella que cambiaría el sistema de los periódicos para siempre, “obligándolos” a aceptar Internet.

Tras haber hecho todo tipo de cosas y haber estado en medio de decenas de polémicas que no vienen a cuento, decidió emprender. Su experiencia, gracias a que su padre intentó fundar varios periódicos, fue muy importante para conseguir triunfar.

El periódico fue vendido por 231 millones de dólares a AOL en 2011. Un periódico que, en su momento, “solo” era un lugar al que cualquier blogger subía contenido. Hoy en día es de los más visitados de todo el mundo.

Mark Pincus – Zynga

¿Quién no ha jugado a Farm Ville en Facebook? Si te cansaban las invitaciones constantes a este u otros juegos parecidos, el culpable de todo es Mark Pincus. A la edad de 41 años creó esta empresa y fue el pionero en la creación de juegos online en redes sociales. Y eso le ha llevado a que, hoy en día, su empresa tenga un valor de aproximadamente 5.5 billones de dólares. Sí, billones.

Aun así, la fiebre de emprender de Pincus venía de muy atrás. De hecho, antes de crear Zynga, ya era inversor en empresas como Facebook, Twitter o la desaparecida Napster. No tenía mal ojo para elegir el lugar donde poner su dinero.

Zaryn Dentzel – Tuenti

Tuenti fue todo un hito hace unos años. Aunque hoy en día esté casi en desuso en su formato como red social, no hace mucho era la red social preferida por todos los jóvenes españoles. Zaryn la creo en 2006 a la edad de 23 años tras haber estado en Extremadura durante años de intercambio. Analizó que había una falta de una red social para el sector joven, que todavía no estaba muy introducido en Facebook, y lo explotó.

La empresa fue vendida por 72 millones de euros a Teléfonica, que lo mantuvo como CEO y que a su lado lanzó Tuenti Móvil. Hoy en día Tuenti Móvil funciona bien como operadora móvil, Tuenti ya está casi muerta como red social y Zaryn tiene (salvo catástrofe) la vida solucionada.

Anshul Samar – Elementeo

¿Crees que alguien puede crear su propia empresa con 13 años? Si no lo creías, lo creerás ahora. Samar creó con 13 años un juego de cartas llamado Elementeo, un juego divertido y que tiene un elemento clave: te enseña química mientras juegas. Cada carta es un elemento químico y tiene los “poderes” de ese elemento, haciendo que al jugar aprendas prácticamente todo sobre ellos.

La demanda del juego fue tal que le fue imposible satisfacerla. El juego fue tan exitoso que superó rondas de financiación y hoy en día es una empresa (Alchemist Empire Inc.), de la cual el ya no tan joven Anshul Samar es el CEO. Ha dado charlas TED y es uno de los jóvenes emprendedores más seguidos de todo EEUU.

Emprender no tiene edad

Con todos estos ejemplos ya te debe haber quedado muy claro que emprender no tiene edad. Da igual que tengas 54, 13, 23 o 41, si tienes una buena idea y trabajas duro en ella podrás triunfar. Y si te equivocas, aprende de los errores.

¿Tienes pensado emprender? Si es así, coméntame qué quieres hacer en un comentario o a través de mi correo y estaré encantado de asesorarte y ayudarte.

4 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.