¿Soñando con crear una empresa como autónomo?

Te lo ponemos fácil

Pon en marcha tu negocio desde 95€*

Más información

Crear empresa autónomo

¿Por qué crear una empresa como autónomo?

Decidir emprender es un paso muy importante para una persona. Y es que comenzar a labrar tu propio futuro como empresario puede llegar a ser difícil.

Puede que ya te hayas decidido a crear una empresa como autónomo y a convertir así, tu idea en una realidad. En ese caso, también vas a empezar a tener que cumplir con todos los procedimientos oportunos.

Quizás solo te planteas pasar de autónomo a SL, SA o estás en otra situación similar. Sea la que sea tu caso, no pierdas tiempo con el papeleo y deja que te acompañemos a la hora de crear una empresa autónomo.

Elige el nombre, la denominación social. Piénsalo bien, debe ser único y te identificará en todos los trámites, redes sociales, etc. Te recomendamos que no sea muy enrevesado y, claro, si puedes, que sea original al mismo tiempo o guarde una relación con el servicio que vas a ofrecer.

Crear empresa como autónomo

¿Autónomo o SL?

Autónomo o SL ¿Cómo elegir?

Decidir entre ser autónomo o constituir una sociedad limitada es una duda bastante común. Así que, si vas a emprender y estás entre estas dos opciones, es interesante que barajes las diferentes ventajas de la sociedad limitada frente al autónomo.

Los trámites para crear una empresa son más complejos que para darte de alta como autónomo y su proceso puede durar entre 5 y 30 días.

Los costes son diferentes, ya que para la creación de una SL se requiere un capital inicial de 3.000 euros. Sin embargo, también sus facilidades para acceder a ayudas y subvenciones son mayores.

Si hablamos de responsabilidad, la de un autónomo es ilimitada. Es decir, todas las deudas debe asumirlas con su patrimonio; mientras que, en una SL, la responsabilidad está limitada al patrimonio de la propia sociedad.

Y en cuanto a impuestos, un autónomo tributa por el IRPF y una empresa por el impuesto de sociedades, lo que para el empresario resulta más beneficioso. Esto es porque, a diferencia del IRPF, el impuesto de sociedades no es un impuesto progresivo y tiene un coste fijo.

Pasar de autónomo a SL

Si ya eres autónomo y tu negocio tiene un buen rendimiento, constituir una sociedad limitada puede consolidar tu actividad en el sector y ayudarte a alcanzar mayores beneficios.

¿Cuándo es el mejor momento para pasar de autónomo a SL?

La respuesta depende de cada situación. Aun así, podría decirse que es buen momento de crear empresa autónomo si tus ingresos anuales superan los 40.000 euros, quieres proteger tu patrimonio personal ante proveedores, trabajas con otras personas o quieres conseguir facilidades de crédito bancario.

Requisitos para montar un negocio desde cero

Antes de comenzar debes asegurarte que el ámbito de tu futura empresa tiene unos requisitos específicos del sector. Por ejemplo, que si se necesita estar colegiado o disponer de una titulación específica.

También debes informarse si para los servicios que se van a realizar, resulta obligatorio contar con un espacio o local.

1. Denominación social

Tu empresa debe tener un nombre único, una denominación social. Para ello tienes que reservar el nombre en el Registro Mercantil Central. Debes dirigirte a esta institución y realizar el trámite de Certificación negativa del nombre.

También puede realizarse por correo certificado o por vía telemática a través de la web del Registro Mercantil Central, con pago por tarjeta bancaria. Asegúrate de proporcionar todos los datos necesarios, el nombre del interesado, la denominación social en sí y la forma social.

El coste de este trámite ronda los 20 euros, además de poder tardar unos días en completarse. Si se solicita de forma telemática, puedes realizar el seguimiento con el código recibido al pagar o con tu número de tarjeta.

2. Capital inicial al crear tu empresa autónomo

Dependiendo del tipo de empresa que vayas a montar, necesitarás una base económica inicial u otra. Se trata del capital que dará el pistoletazo de salida a tu empresa, por ejemplo, para una sociedad simitada el mínimo es de 3.000 euros dividido en participaciones sociales y para sociedades anónimas el capital mínimo es de 60.000 euros dividido en acciones.

Este capital se tendrá que ingresarse en una cuenta bancaria, solicitando después un justificante.

3. Los estatutos de la empresa

Los estatutos rigen el funcionamiento de la empresa y se deberán incorporar a la escritura. Los datos mínimos que debe contener el estatuto al crear una empresa de servicios son:

  • La actividad específica de la empresa de servicios (informática, limpieza, etc.).
  • El capital social con el que cuenta y las participaciones en que se divida, cuando sea el caso, su valor nominal y su numeración correlativa.
  • El domicilio social, que puede ser también el domicilio particular.
  • La forma de organizar la administración de la empresa, así como la forma de adopción y deliberación de acuerdos.

Existen también una serie de menciones voluntarias como, por ejemplo, la limitación de facultades de la junta general, régimen de prestaciones accesorias, causas de separación del socio o el nombramiento del auditor de cuentas, entre otras.

Deberás recurrir a un notario para cumplir este paso. Este trámite tiene un coste de entre 60 y 150 euros, dependiendo del tipo de empresa.

4. Completar el registro Mercantil Central

Con el segundo paso solo has reservado el nombre, asegurándote de que lo tendrás reservado para tu empresa de servicios. Con los estatutos y el resto de requisitos completados, ya puedes terminar de inscribirte en el Registro Mercantil de la provincia en la que se encuentre tu empresa.

Tendrás confirmación de tu registro en cuanto aparezca en el Boletín oficial del Registro Mercantil. Asimismo, en la página web del Registro Mercantil Central se puede consultar por nombre “Nombre Social-CIF”, por Administrador-Apoderado y también los depósitos de proyecto.

Las tasas de este trámite alcanzan los 40 euros.

5. NIF y Hacienda

En cuanto a los trámites en la Agencia Tributaria, tendrás que realizar:

  • La declaración previa al inicio de la actividad.
  • El alta en el censo de la actividad. Se incluye alta en IAE (Impuesto de Actividades Económicas).
  • Solicitud de CIF.
  • Declaración censal, opciones de IVA e IS. Pagos fraccionados, retenciones.

En Hacienda te puede asignar un CIF provisional hasta que la Agencia Tributaria te atribuya uno definitivo.

Recuerda la importancia de todos estos pasos para poder cumplir con todos los requisitos de facturación. Además, pueden existir trámites complementarios antes el Ayuntamiento, por ejemplo, solicitud de licencia de obra o licencia de apertura.

Consejos para crear tu empresa como autónomo

¿Quieres olvidarte de todos estos trámites y, además, que te informemos y gestionemos todas las ayudas y subvenciones para creación de empresas? Confía en nosotros, llevamos más de una década acompañando y asesorando a autónomos en la creación de empresas.

Queremos trabajar contigo y demostrarte nuestro saber hacer. Nuestro equipo de asesores laborales, legales, contables y fiscales está a tu disposición. Además, en Ayuda T Pymes no somos una asesoría cualquiera, disponemos de las herramientas tecnológicas más modernas del mercado, lo gestionamos todo 100% online.

También contamos con un departamento de learning que diseña formaciones para nuestros clientes. Porque queremos ayudarte a crecer.

¿Te animas? Te estamos esperando.

Te tomas en serio tu negocio

NOSOTROS TAMBIÉN