2 junio 2021 > Contabilidad

¿Conoces las ventajas fiscales de ser autónomo?

Aunque suponga un gran esfuerzo, una buena gestión de tu actividad económica y ciertas nociones básicas pueden servirte para aprovechar las ventajas fiscales de ser autónomo. Es importante entender tus obligaciones y derechos como profesional y dejarte asesorar por especialistas como los de nuestra gestoría online autónomos ¡No estás solo!

Seguramente ya conozcas las ventajas más llamativos de ser tu propio jefe, como vivir de lo que te apasiona o tener la libertad total sobre tu tiempo. Lo que no sabe mucha gente es que también existen beneficios en la fiscalidad.

En esta ocasión, te ayudaremos a que entiendas cuáles son tus obligaciones como trabajador por cuenta propia y cómo puedes sacar el máximo partido a tu situación profesional.

La fiscalidad de los autónomos

Una vez te das de alta como autónomo y presentas la declaración censal, adquieres una serie responsabilidades fiscales que debes ir cumpliendo.

Tendrás que presentar declaraciones trimestrales del IVA, del IRPF y retenciones e ingresos a cuenta. Así como declaraciones anuales de carácter informativo, de operaciones con terceros e IRPF.

Por supuesto, es imprescindible conocer los aspectos más generales de tributación e impuestos principales para cumplir con las obligaciones y no tener ningún problema con la Agencia Tributaria.

¿Qué impuestos deben pagar los autónomos?

  • Impuesto del IRPF

El impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se aplica a los autónomos por su actividad profesional de forma progresiva. Es decir, cuanto más cobres por un servicio, mayor será el pago.

Aquí podrás elegir entre el Régimen de Estimación Directa Simplicada, el de Régimen de Estimación Directa Normal y el Régimen de Estimación Objetiva o por Módulos, y se realiza el pago trimestralmente, presentando ingresos y gastos deducibles según corresponda. En el caso de los autónomos con más de dos años de alta será de un 15%, y para los nuevos, un 7%.

  • IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto indirecto que se incluye en la facturación del autónomo. Esto significa que es el consumidor final el que asume el pago a Hacienda con cada compra, aunque debe ser el trabajador autónomo el que lo recaude para entregarlo más tarde.

Dependiendo de la prestación del servicio o producto por el que se haya dado de alta en Hacienda, deberá presentar un modelo u otros.

  • Cuota de autónomos

El pago de la cuota de autónomos no es un impuesto como tal, pero si es implica un gasto regular que hay que tener en cuenta.

La cantidad a pagar varía en función a la cotización y a una serie de requisitos. Con la entrada en vigor de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, durante los primeros 12 meses del alta, la cuota inicial es de 60 euros.

Pero…¿los autónomos tienen ventajas fiscales?

Lo cierto es que podemos encontrar algunos beneficios desde el punto de vista tributario, todos regulados por la ley.

Son incentivos que provienen de gastos fiscales, contemplados en las actividades económicas por cuenta propia, para reducir la carga impositiva y premiar las prácticas positivas de los trabajadores. Por supuesto, están sujetos a la procedencia y tipo de actividad del autónomo.

¿Cuáles son las ventajas fiscales de los autónomos?

Si eres autónomo, esta información puede interesarte.

Existen varios tipos de beneficios fiscales, ya sea por gastos deducibles, exenciones fiscal o bonificaciones, que pueden significar un ahorro o una facilidad extra en tus responsabilidades tributarias.

Tipos de beneficios fiscales de los autónomos

Teniendo en cuenta tu procedencia y actividad, podrás acceder a diferentes beneficios fiscales. A continuación te explicaremos a fondo cuáles puedes aprovechar:

Aplazamientos de impuestos

El aplazamiento del pago o la posibilidad de fraccionar tus deudas tributarias, se puede solicitar en una situación de falta de liquidez o cuando no puedes afrontar tus responsabilidades fiscales.

Para Hacienda este aplazamiento supone una disminución de ingresos, aunque la cantidad de la deuda sea la misma y deba pagarse antes o después.

Exenciones

Para un autónomo, las exenciones tributarias son un derecho que exime a personas físicas o jurídicas a soportar la carga fiscal que le correspondería.

Este derecho se da cuando no hay una obligación tributaria en caso de prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple de la Seguridad Social, Comunidades Autónomas o entidades locales, hijos a cargo o indemnizaciones por despido, entre otras situaciones recogidas en el artículo 7 de la ley del IRPF.

También puede producirse cuando hay una obligación tributaria, pero se condona para regularizar la situación tributaria o se rembolsa.

Deducciones

Las deducciones afectan directamente a la base imponible del impuesto, reduciendo el importe de impuestos como el IVA o el IRPF. Para aprovechar este beneficio, debes cumplir determinados requisitos que sean justificados y registrados en tu contabilidad.

Cualquier autónomo puede acceder a estas deducciones y reducir así su cuota íntegra. En el caso del IRPF, también puede haber deducciones por maternidad, donativos o doble imposición internacional.

Tasas reducidas

Las tasas reducidas o tipos impositivos reducidos suelen aplicarse sobre el IVA o el IRPF con un pago menor al principio de tu actividad.

Como comentábamos anteriormente en la cuota de autónomo, existe una tasa inicial dirigida a profesionales que empiezan a desarrollar su actividad profesional. Estas retenciones son del 7%, lo que ofrece una ayuda interesante para los nuevos emprendedores.

Bonificaciones

Además de la tarifa reducida, existen otras bonificaciones que benefician a los autónomos colaboradores, personas con alguna discapacidad, autónomos que quieran recibir formación gratuita, mayores de 65 años o personas con hijos a cargo que necesitan conciliar su vida laboral y familiar. En este último aparecen las bajas por maternidad y paternidad, así como cuotas anuales para el cuidado de menores de doce años.

Este tipo de bonificaciones suponen una reducción de la base para calcular el impuesto o, directamente, una deducción en el pago a ingresar por el autónomo.

Con toda esta información y una gestión adecuada de tu actividad económica, podrás aprovechar todas las ventajas de ser autónomo a tu disposición y optimizar tus gastos. No olvides dejarte aconsejar por especialistas para sacar el máximo partido a tu fiscalidad, sea cual sea tu situación profesional. Cualquier duda ¡estamos a tu disposición!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.