Leasing autónomos

21 septiembre 2021 > Autónomos

¿Es el Leasing la mejor solución para financiar los vehículos de Autónomos?

Esta es la pregunta del millón que muchos autónomos se hacen a la hora de adquirir un vehículo para su actividad. Cualquier ahorro importa cuando se trata de comprar un coche o una furgoneta porque hablamos de mucha pasta. La forma clásica es la compra directa, pero es la opción menos interesante desde el punto de vista fiscal y financiero para un autónomo. ¿Hay otras formas? ¿Se puede alquilar en lugar de comprar?

Es muy frecuente a la hora de adquirir un vehículo para el negocio, que no estés dispuesto a deshacerte de una importante suma de dinero para pagar al contado o para dar la entrada que piden los concesionarios para financiarlo después o simplemente no quieres descapitalizar tu negocio ante posibles imprevistos 💰

Si quieres saber qué puedes hacer para pillar el coche o furgoneta que necesitas para tu actividad si no tienes liquidez y qué financiación es la mejor para ti incluso si el vehículo es usado, sigue leyendo hasta el final porque te vas a quedar ojiplático con la comparativa y el ejemplo de leasing para autónomos que te traigo.

Agárrate fuerte que arrancamos hacia el mundo de la financiación para vehículos 🚗

Leasing de coches para autónomos

El leasing es una operación de alquiler a largo plazo, por la que una financiera compra un vehículo nuevo elegido por el cliente y se lo alquila a cambio del pago de unas cuotas periódicas. Cuando termina el contrato, el cliente tiene que optar entre comprar el bien pagando un valor residual fijado de antemano en el contrato (una cuota final igual a las ya pagadas), renovar el contrato ampliando el plazo o devolver el coche o furgoneta.

Está pensado para los autónomos que quieren adquirir el coche al final de la operación sin tener que realizar ningún pago importante al principio ni incurrir en unos costes financieros elevados. Fiscalmente, puedes deducir el IVA y las cuotas si el vehículo está vinculado a tu negocio de forma íntegra. Si tiene uso personal y profesional solo podrás deducirte el 50%.

El plazo mínimo del contrato será de dos años y el máximo suele ser de 7 años y puede ser de dos tipos:

  • Leasing sin opción de compra: al finalizar el periodo de alquiler, el autónomo tiene que devolver el vehículo obligatoriamente respondiendo de cualquier daño que pueda sufrir más allá del desgaste normal.
  • Leasing con opción de compra:  el autónomo se compromete cuando firma el contrato con la empresa de leasing a comprar el vehículo una vez finalice el período de alquiler, independientemente de su estado de conservación.

Ventajas del leasing en autónomos

  • El autónomo puede solicitar el alquiler sin una entrada inicial.
  • Los pagos mensuales son más bajos que en el renting.
  • El autónomo puede acceder a un vehículo superior sin tener que desembolsar ninguna cantidad inicial.
  • Al finalizar el contrato, el profesional podrá escoger entre tres opciones: quedarse el vehículo pagando la última cuota llamada valor residual, cambiarlo por otro nuevo o devolverlo a la financiera.
  • Las cuotas se pueden deducir en el IRPF y el IVA, en los límites y con las condiciones establecidas por Hacienda.
  • Su concesión exige menos garantías, ya que el vehículo está a nombre del autónomo, pero legalmente pertenece a la financiera, quien, además, inscribe una reserva de dominio a su favor en Tráfico para impedir que se pueda transferir a otra persona durante la vigencia de la operación.
  • La cuota mensual puede ser variable si el tipo de interés está referenciado a euríbor.
  • Tiene menores costes financieros que el préstamo bancario y se puede financiar el 100% del valor del vehículo.
  • Se puede cambiar de vehículo si se quiere a partir de dos años 💪

Desventajas del leasing en autónomos

  • Pueden existir restricciones de kilometraje y costes de desgaste en el caso del leasing sin opción de compra.
  • Los costes de mantenimiento del vehículo (revisiones y recambios), el impuesto de circulación y el seguro corren por cuenta del autónomo.
  • Los seguros pueden ser más caros porque se trata de un vehículo en arrendamiento
  • Tiene costes si se solicita la cancelación anticipada del contrato de alquiler.

Renting de coches y furgonetas para autónomos

El renting consiste en un alquiler sin opción de compra en el que mediante una cuota mensual, el autónomo disfruta de un vehículo nuevo con todo incluido: seguro, impuestos, mantenimiento y reparaciones. Solo corren por su cuenta las multas y la gasolina.

Esta fórmula de financiación no exige entrada ni grandes desembolsos, tan solo el pago de una cuota mensual fija a cambio de disfrutar del vehículo, propiedad de la financiera, por un tiempo determinado ✅

Ventajas de renting

  • No existe una inversión inicial y esto permite al autónomo acceder sin demasiados recursos y de forma fácil a uno o varios vehículos para su negocio.
  • Las contrataciones de renting  de larga duración tienen todo incluido: reparación del vehículo, seguro a todo riesgo, impuestos de matriculación e impuestos como el IVTM. Además, el trabajador por cuenta propia puede escoger como ventajas adicionales la revisión de neumáticos por desgaste y un coche de sustitución en caso de avería.
  • Es un gasto único por lo que es fácil de contabilizar y controlar
  • Permite cambiar el coche o furgoneta cada tres o cuatro años mediante contratos de larga duración.
  • Además, las cuotas se pueden deducir en el IRPF y el IVA al 100% si está vinculada al completo con la actividad del autónomo -como es el caso de taxistas o trasportistas- y al 50% en caso contrario.  
  • Se trata de una forma fácil y asequible de ampliar la flota de vehículos si se quiere expandir el negocio.

Desventajas del renting

  • El autónomo no es el propietario del vehículo.
  • Normalmente, se acuerda un límite anual de kilómetros: si no se recorren la financiera devolverá la parte corrrespondiente y si se superan aplicará un coste adicional por km.
  • Mensualmente hay que pagar una cuota fija, lo que puede suponer un inconveniente para los autónomos que no tienen unos ingresos estables cada mes.  
  • La empresa de renting mantiene la propiedad del vehículo pero puede pedir, además, garantías adicionales al autónomo.

Renting o leasing si eres autónomo, ¿cuál es mejor?

Creo que adivinas la respuesta: depende. Son dos formas de financiación muy parecidas que te permiten adquirir vehículos cómodamente, pero cada uno se orienta a un tipo de cliente:

  • ¿Quieres cambiar de coche cada tres o cuatro años? El renting es tu mejor opción. Podrás renovar el coche o la furgoneta sin gastos asociados y tenerlo siempre flamante: una sola cuota mensual, con todo incluido sin complicaciones.
  • ¿Prefieres tener un vehículo en propiedad? El leasing es tu opción porque que te permitirá adquirirlo al finalizar el contrato con un coste financiero muy pequeño.

En cualquier caso, en ambas fórmulas de financiación se basan en el alquiler del bien y la cesión para su uso, no disponiendo de la propiedad del vehículo, pero son más eficientes fiscalmente que el préstamo bancario tradicional o la compra directa 👩‍🏫

Hay algo que pocos saben, porque no le interesa a las financieras ni a los concesionarios que se popularice: puedes hacer leasing sobre un vehículo usado siempre que la antigüedad sea inferior a dos años. En este caso, el plazo máximo de financiación será el resultado de restar a 8 años los años que tenga el coche.

¿Para quién es buena esta opción? Para los que renuncian a un coche nuevo a cambio de ahorrar un buen dinero en uno de segunda mano. Además, si eres un manitas puedes hacer tú mismo el mantenimiento o puede ayudarte tu cuñado (que para algo tiene que valerte) y buscar un seguro económico. En resumen, se benefician de las ventajas fiscales del leasing, financian el 100% del vehículo sin tener que pagar entrada y tienen un control máximo de los gastos derivados del alquiler.

Ni que decir tiene que la cuota mensual de un renting es un «todo incluido» por lo que será siempre mucho más elevada que la cuota del leasing, ya que este solo incluye la amortización de capital y los intereses financieros. Por hacer una comparación fácil de entender, sería la misma diferencia que hay entre alojarse en un hotel a pensión completa o solo alojamiento, ¿qué es mejor?, pues eso, depende de lo que quieras pagar.

👩‍🏫 El leasing consiste en el alquiler del bien y la cesión para su uso. El autónomo no es el propietario del vehículo, pero fiscalmente es más eficiente que el préstamo bancario o la compra directa.

Ejemplo de financiación de un vehículo para autónomos

Suponemos que un autónomo factura 3.000 euros al mes, es decir, 36.000 euros al año y necesita un vehículo que usará para trabajar y para su vida personal, por lo que contrata un turismo con una financiera por 350 euros mensuales más IVA (73,50 euros al mes) con un contrato de cuatro años prorrogables.

Fiscalmente, a final de año se podrá desgravar 4.200 euros en el IRPF y se podrá deducir la mitad del IVA que ha pagado (441 euros de los 882 euros anuales).

Su cuñado el sabelotodo, sin embargo, que también es autónomo, pasa de alquileres y decide comprar el coche a toca teja (suponiendo por ejemplo que cuesta 20.000 euros más IVA). En este caso, la deducción no es tan considerable. Veamos 📣

Podrá desgravarse la mitad del IVA pagado (2.100 euros de los 4.200 euros pagados), además de la mitad del coste del coche (10.000 euros), pero solo en una única declaración. Además, no será fácil que Hacienda le permita deducir el resto de gastos asociados al coche.

Por lo tanto, 58 meses de cuotas de renting serían equivalentes a la compra directa del vehículo (ojo, que a esa cifra habría que sumarle todos los gastos asociados que no son pocos). Pasados esos cuatro años prorrogables que ha firmado, si el autónomo opta por seguir con el renting podrá cambiar el automóvil por uno nuevo. En el caso del cuñado sabelotodo propietario, si decide venderlo quizá consiga con suerte la mitad de lo que le costó el coche.

¿Necesitas un mayor asesoramiento sobre el leasing para autónomos?

Bueno, pues hasta aquí puedo leer. Ahora ya sabes en qué consisten el leasing y el renting de vehículos y cuál es el mejor para ti. Si has decidido utilizar una de estas fórmulas para cambiar el coche o ampliar la flota de vehículos que tienes, al lío. El asesoramiento va por cuenta de nuestro superequipo de especialistas de AYUDA T PYMES. Solo clica abajo y se ponen en contacto contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.