Preacuerdo a medias en la 4ª prórroga de los ERTE

6 octubre 2021 > Empresas | Noticias

Condiciones en el acuerdo de la 4ª prórroga de los ERTE hasta mayo

Gobierno, sindicatos y patronal han alcanzado el acuerdo de extender los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de mayo de 2021. El Gobierno no ha cedido ante la patronal y la CEOE se ve obligada a sacrificar puntos importantes de confrontación en la negociación como el despido sin la devolución de las bonificaciones concedidas o el mantenimiento del empleo durante seis meses.

La prórroga vigente de los ERTE hasta el actual acuerdo acabaría el 31 de este mes. Finalmente, las condiciones acordadas por las partes han fijado una extensión de los expedientes temporales por fuerza mayor para determinados sectores económicos, y las dos figuras de ERTE de impedimento y limitación de actividad, hasta el día 31 de mayo de 2021.

Además, esta prórroga será automática. Las empresas no tendrán que tramitar nuevas solicitudes. Así se busca no empeorar la situación de colapso que ya sufre el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para cursar los trámites de las prestaciones y ayudas relacionadas con la COVID-19.

Tras las conversaciones entre el Gobierno, sindicatos y empresarios en torno a esta situación, en la que el primero pretendía evitar tomar decisiones in extremis como en ocasiones anteriores, se ha llegado a consenso en la fecha de extensión y en las condiciones concretas de dichas medidas a tan sólo cinco días de expirar los ERTE vigentes.

En diciembre de 2020 más de 755.000 personas entraron en situación de ERTE, por lo que las partes han fijado el deadline para fijar las bases del acuerdo de su ampliación antes de mediados de este mes de enero.

¿Cuáles son las condiciones de la 4ª prórroga de los ERTE?

Los principales puntos del conflicto entre la CEOE por una parte, y los sindicatos y el Gobierno por otra han sido:

Desde el Gobierno no son partidarios de llevar a cabo grandes cambios en la estructura de los ERTE, si bien el Ejecutivo estaría ha buscado modular estos instrumentos vinculándolos a procesos de formación y reciclaje de los empleados afectados, mejorando su proyección y posibilidades en el nuevo contexto socio-laboral.

a) “Contador a cero” del paro

Hasta el 30 de septiembre de 2020, el periodo de la suspensión del contrato o la reducción de la jornada durante el que un trabajador en ERTE esté percibiendo una prestación por desempleo vinculada a un ERTE, no computaba a efectos de consumir los periodos máximos de percepción legalmente establecidos (comúnmente denominado como “contador a cero”). Sin embargo, junto a otras modulaciones recogidas en el Real Decreto-ley 30/2020, las prestaciones por desempleo asociadas a ERTE COVID-19 sí consumen paro desde el 1 de octubre de 2020, cuando:

  • se solicitan antes del 1 de octubre de 2026.
  • el paro no derive de fin de contrato temporal, despido individual o colectivo por causas objetivas, o despido improcedente.

Por otra parte, el Gobierno también ha modificado el listado de los sectores ‘ultraprotegidos’, integrando a unos 50.000 trabajadores adicionales. De este modo, podrán acceder a la misma cobertura, teniendo además acceso a la prestación sin periodo de carencia. Es decir, no se les computará el periodo consumido hasta enero de 2022 y la prestación equivaldrá al 70% de la base reguladora.

b) Despedir sin devolución de exoneraciones otorgadas a las empresas

Teniendo en cuenta la interpretación restrictiva aplicada por Trabajo, por la que el incumplimiento del mantenimiento de empleo sobre un único trabajador supone la devolución de todas las cotizaciones exoneradas durante el ERTE por la plantilla al completo, la CEOE critica duramente el mantenimiento de este punto, siendo uno puntos calientes de la negociación.

La alternativa propuesta al Gobierno por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales ha sido limitar las devoluciones a las ayudas recibidas a los empleados despedidos y no por la totalidad de los trabajadores acogidos al ERTE. Una propuesta que ha sido finalmente rechazada por el Gobierno, al igual que la posibilidad de renunciar al mantenimiento de los seis meses de contrato tras la salida del empleado de la situación de ERTE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.