Autónomo o S.L

20 abril 2021 > Empresas

¿Cuándo debes pasarte de autónomo a S.L.?

¿Has pensado alguna vez en pasar de ser autónomo a constituir una Sociedad Limitada? ¿Tienes claro cuándo debes hacerlo y cuándo no debes hacerlo? ¿Sabes cuáles son las ventajas y desventajas de la S.L. con respecto al autónomo?

Si buscas la respuesta a alguna de estas preguntas, has llegado al lugar correcto. Hoy te contaré cuándo es el momento adecuado para convertirte en S.L. y por qué, llegado el momento, es mucho mejor constituir la S.L. y abandonar la figura del autónomo.

Qué es una Sociedad Limitada

En primer lugar, empecemos por lo básico: ¿qué es exactamente una Sociedad Limitada?

Es el tipo de sociedad mercantil más popular de España y destaca, entre otras cosas, por ser utilizada por todos los pequeños empresarios para limitar la responsabilidad de sus acciones empresariales. Solo se responde ante las deudas con el capital aportado y el patrimonio personal queda fuera, algo que no ocurre si eres autónomo o en otro tipo de sociedades.

Las características principales de una S.L. son las siguientes:

  • Constitución: se deben firmar estatutos y una escritura pública ante notario y entregarlos en el Registro Mercantil con las aportaciones de cada socio y porcentajes de capital correspondientes. Es un gasto que asciende a unos 300-600 € dependiendo del notario.
  • Socios: una SL está formada por un número de socios (o un solo socio) que gestionan la empresa, entre los cuales pueden existir diferentes responsabilidades (solidaria o limitada al capital aportado) y clases (trabajadores o capitalistas).
  • Denominación Social: se debe registrar un nombre único en el Registro Mercantil Central con la abreviatura S.L. al final del mismo..
  • Capital social: dinero o bienes invertidos en la empresa, que deben sumar un mínimo de 3.000 €. Pueden aportarse los 3.000 € en dinero o a través de diferentes bienes como un ordenador, un local o cualquier otro bien valorado por los socios. Ese capital se divide a través de participaciones de los socios con diferentes porcentajes.
  • Domicilio Social: lugar en el que se encuentra la empresa en España.
  • Objeto Social: actividad de la empresa o actividades, que suele ser lo más habitual. Se debe intentar añadir un número amplio de actividades para evitar tener que hacer gastos administrativos después para aumentar esta lista.
  • Administración y gestión: la S.L. puede ser administrada por un administrador único, por administradores solidarios (todos actúan por cuenta propia y afectando a todos), mancomunados (actuación conjunta) o por un consejo de administración (3 o más administradores).
  • Responsabilidad de la gestión: recae al 100% sobre los administradores. Los socios no tienen por qué ser responsables de gestionar la S.L., ya que puede que solo hayan aportado capital.
  • Junta General: junta para toma de decisiones de la empresa, que se convoca con la frecuencia que se estime oportuna y al menos una vez cada 6 meses. Sirve para aprobar las cuentas anuales, reparto del resultado, modificaciones de estatutos, ceses y nombramientos de administradores, etc.

¿Por qué pasarse de autónomo a Sociedad Limitada?

Ahora que sabes qué es una S.L. y cuáles son sus características, vamos con la pregunta clave: ¿qué motivos pueden llevar a un autónomo comenzar a pensar en constituir una S.L.? Alguno de los siguientes:

1. Reducción de carga fiscal

Cuando comienzas como autónomo el IRPF que pagas puede variar desde el 9% de los nuevos profesionales, el 15% actual tras el cambio de IRPF de última hora del PP o el 19% habitual. Sin embargo, a medida que aumenten tus ingresos, podrías llegar a tributar hasta por un 52-56%.

Una Sociedad Limitada tributa por el Impuesto de Sociedades y tiene una situación mucho más favorable para ingresos altos. El gravamen general está en un 28% durante 2015 (bajará al 25% en 2016)  y para nuevas sociedades puede llegar a reducirse hasta un 15%.

Desde luego, suena mucho mejor tributar por un 15-28% que por un 52-56%, ¿verdad?

Se podría decir que estas ventajas se notan a partir de unos 40.000 € anuales de beneficios. Pero también hay que tener en cuenta que si todos los ingresos te los vas a llevar como beneficio personal y no los vas a dejar como patrimonio de la sociedad, la situación será muy parecida.

2. Protección del patrimonio personal

Por muy superhéroe que seas, tienes que proteger lo que tienes. Como autónomo, la protección que tiene tu patrimonio personal es cero. Si no puedes pagar tus gastos, como la cuota de autónomo, la luz de tu local o Internet, los proveedores pueden saldar sus deudas con tus bienes personales (dinero en tu cuenta bancaria, coche, casa, …).

En una S.L. hay un escudo protector de patrimonio personal. La responsabilidad de cada uno de los socios es limitada al capital aportado. Es decir, si para constituir la Sociedad Limitada aportaste 1.000 €, ese será el dinero que arriesgues, ya que la sociedad solo responde con sus propios bienes.

3. Imagen y reputación

Hay que admitir que, por desgracia, la imagen de los autónomos en España de cara a proveedores y grandes empresas no es muy positiva. Los freelances siguen generando desconfianza y, sobre todo de cara a la financiación, no dan las garantías que muchas entidades piden.

Además, en sectores competentes y si se busca trabajar con grandes empresas, hay que ser Sociedad Limitada sí o sí. Las grandes empresas necesitan saber la solvencia, garantía de suministro y otros datos que solo puedes conseguir en una S.L., ya que por ejemplo datos de rating de autónomos no existen.

Por lo tanto, las S.L. tienen una capacidad mayor para negociar con las entidades bancarias y con grandes empresas y suelen dar una imagen de mayor confianza a proveedores y clientes.

4. Socios

Si un autónomo se ve desbordado por el trabajo tiene que contratar o aliarse con otro superautónomo. Si esa relación continua a lo largo del tiempo, es probable que se quiera repartir el trabajo, obligaciones y responsabilidades.

Como autónomo es imposible hacerlo, pero como S.L. se puede constituir la sociedad y repartir el capital, porcentaje y obligaciones de cada uno. Además, en caso de que en un futuro haya problemas, todo estará firmado, pactado y en papel, lo que ahorrará más de un problema por el clásico “yo dije que…“.

¿Cuál es el momento perfecto para constituir una Sociedad Limitada?

Todos y ninguno. Depende de cada situación y de los 4 puntos anteriores. Aun así, de manera general podría decirse que cuando se cumpla alguna de estas condiciones:

  1. Tus ingresos anuales superan los 40.000 €.
  2. Quieres proteger tu patrimonio personal ante proveedores.
  3. Buscas trabajar con grandes empresas o quieres conseguir facilidades de crédito bancario.
  4. Trabajas habitualmente con otra u otras personas y queréis formar una sociedad juntos.

Esos son los 4 casos más habituales en los que un autónomo se convierte en S.L. Hay otros y en general suele ir de la mano con el crecimiento del negocio, ya que a mayor volumen de ingresos y empleados lo habitual es pasar de autónomo a Sociedad Limitada.

¿Es tu situación alguna de estas? ¿Tienes dudas sobre si deberías pasarte o no a S.L.? Comenta con cualquier duda o explícame tu situación y te echo una mano en lo que pueda 🙂

202 COMENTARIOS

  • Soy profesional autonomo y estoy un poco liado con el tema del IRPF en las facturas, me gustaría saber si siempre que facturó un trabajo a una empresa tengo que practicar la retención del IRPF en dicha factura .
    Si alguien puede ayudarme se lo agradecería muchísimo, pues estoy comenzando y tengo muchas dudas con este tema.
    Gracias y un saludo

    • Es muy fácil, efectivamente, siempre que realices un trabajo a una empresa o autónomo, debes emitirla con retención, puedes emitir al 7% los 2 primeros años de autónomo y el resto al 15%, aunque si ya has emitido una factura con un porcentaje mayor al 7%, debes seguir emitiendo a ese porcentaje, es decir si una factura la has emitido por error con un 9%, debes seguir emitiendo facturas los 2 primeros años al 9% hasta que cumplas 2 años y empieces a emitir al 15%.

      Para que te hagas una idea, siempre tienes que emitir con retención a no ser que realices un servicio a un particular o que se trate de una exportación de servicios.

      Saludos 🙂

  • Hola buenas tardes:

    Actualmente tengo una C.B. con otra persona, estamos como autonomos, facturamos entre 100.000 y 120.000 € al año, cuando es aconsejable pasar a S.L.?

    Los gastos administrativos son más caros en S.L. que en C.B.? Ademas hay que llevar registro de bancos?

    Saludos

    • Buenas Antonio,

      después de la modificación de la ley que afecta a las C.B. este año estarías obligado a tributar como sociedad. En caso de constituir una sociedad limitada el coste es aproximadamente de unos 400€.

      Saludos 🙂

      • Hola buenos días:

        Según la información que dispongo dicha ley solo le afecta a las S.C.??

        En cuanto a los gastos me refiero a los honorarios de asesoria más la presentacion de libros de balance anual, puesto que ahora no estoy obligado a presentarlos.

        Gracias.
        Saludos

    • si la sociedad presta servicios y es de un sólo socio trabajador y administrador a la vez, estamos en el caso MONEDERO y está obligado a percibir via facturas con retención del IRPF al menos el 70% del beneficio de la empresa, entonces, esos 60.000 euros, en gran parte, acaban tributando en tu renta.
      y el resto, pues para pagar al gestor, al notario, el impuesto de sociedades, etc etc… total, ahorro fiscal = 0 -ó- peor aún.

      muchos gestores dicen que a partir de 40.000, o 50.000 o 60.000 pero lo cierto es que si quieres ir LEGAL, primero, un autónomo prestando servicios, debe facturarle a la SL (y no por nómina) la gran parte de los ingresos y en retención del IRPF creo que es un 30%. Luego, las dietas, invitaciones a clientes y demás atenciones, si eres administrador -> no hay deducción posible.
      no todo son rosas…

  • Buenas tardes,
    Actualmente estoy teniendo beneficios superiores a 60.000 euros anuales (soy autónomo, no SL).
    Estoy interesado en montar una SL, sin embargo, me han comentado que los impuestos son muy similares a ser autónomo tan sólo, ya que, si la empresa factura más de 100.000€ y te pones nónima como administrador el IRPF como persona física se sube bastante.
    ¿Puedo tener una empresa y sacar poco dinero a mi persona haciéndole factura como autónomo a la SL? ¿puedo incluso no sacar dinero de la empresa, por ejemplo un año entero? sin pagar ese año el irpf como persona física.
    Saludos

    • Buenas tardes Manuel,

      en principio dependerá de la actividad que desarrolles para poder generarte nómina, hoy día está muy regulado. En cuanto a tu pregunta de si puedes tener una empresa y sacar poco dinero a mi persona haciéndole factura como autónomo a la SL, no habría inconveniente en que te dieras de alta como autónomo para emitir facturas a tu propia empresa, y respondiendo a tu última pregunta, tendrás que emitirlas con retención y ya en tu Renta se regularizará y se verá si te devuelven o no.

      Saludos.

  • Buenos días, en mi caso tengo una empresa y estoy como autonomo, mis beneficios de este año han sido 21000€ antes de restar lo que le he tenido que pagar a hacienda. El caso es que voy a empezar un nuevo negocio de forma paralela y espero que aumenten los beneficios. El tema principal es que soy comerciante y pago un recargo de equivalencia y en el nuevo negocio que seria relacionado con moda, supongo que tambien funcionaria con recargo de equivalencia teniendo en cuenta que en ambos casos son franquicias y compro a un solo proveedor. ¿Me interesaria crear una S.L o seguir como autonomo? ahora mismo estoy pagando un 20% de impuestos, ¿pagaria menos impuestos al ser S.l.? ¿Podria contratar a mi madre como asalariada si formase una S.L.?

    • Buenos días Juanje,

      Respondiendo a tus pegunta, si constituyes una S.L. no puedes estar en recargo de equivalencia. Los impuestos a pagar serían el 25%, y por último, si vives con tu madre no podrías contratarla como asalariada.

      Saludos.

  • Hola,

    Estoy en la situación de decidir si autónomo o SL.

    La verdad que ya puedo valorar apróximadamente que el beneficio (antes de impuestos) puede llegar a mas de 40,000€

    En tal caso, debo esperar a que pase el año para ver si he llegado a esa cifra, y empezar como autónomo igualmente?

    • Buenos días Pedro,

      Viendo los beneficios que comentas, te recomiendo que constituyas una Sociedad Limitada, debido a que si tributas estos beneficios, la carga fiscal es mayor si tributas como autónomo que por empresa.

      Puedes empezar como autónomo para ver la evolución de tus ingresos, y que si cada vez ves son más altos, constituir una SL. Debes de tener en cuenta que debes de declarar esos ingresos, ya seas autónomo o sociedad.

      Saludos 🙂

  • Buenas tardes y ante todo gracias por el aporte.

    Discúlpame y corríjame si me equivoco en el planteamiento:
    Si es cierto que una SL es el escudo protector ante posibles deudas queda patente que será más confiable comercializar con un autónomo, porque siempre te podrás agarrar a sus bienes. No sé hasta dónde puede proteger una SL, si presenta bancarrota ¿los socios pueden dormir tranquilos en casa, dado que la deuda es incobrable? ¿pueden operar en nuevos negocios sin que Hacienda les agarre?

    Por otro lado, imagino que este estudio está hecho en base a autónomos en estimación directa. ¿Hay algún estudio hecho para autónomos en módulos?

    Saludos.

    • Buenos días Miguel,

      aunque el estudio se haya hecho para autónomos en estimación directa, ante todo el alcance legal afecta a todos los autónomos, independientemente de su régimen, ya que el estudio realizado se basa en la Ley de Sociedades Capitalistas, ley por la cual se rige las Sociedades Limitadas. Las Sociedades Limitadas tienen responsabilidad subsidiaria con los socios o administradores, por lo que primero se dirigirán con los bienes de la empresa, dinerarios o no, y luego contra los bienes de los socios en caso que queden deudas pendientes hasta que los administradores se declaren insolventes. Pero antes que todo eso existe el procedimiento de concurso de acreedores, para negociar el pago de las deudas con los acreedores.

      Un saludo 🙂

  • Buenas Tardes:

    Mi pregunta es, que libros son obligatorios para la SL??Los autónomos no tienen que llevar libro de registro contable ni nada de eso y me han dicho que las SL si, agradecería me confirmases que libros son obligatorios para las SL

    Muchas gracias de antemano

    • Buenas tardes,

      Desde un punto de vista práctico, aunque seas autónomo debes de llevar un control sobre las facturas que emites y recibes, por ello si eres autónomo debes de llevar un libro de facturas emitidas y recibidas que te servirán ante futuras inspecciones de Hacienda. Para las empresas es obligatorio llevar, desde el punto de vista del Código de Comercio los siguientes libros:
      -Libro de facturas
      -Libro de socios
      -Libro de actas
      -Libro Diario
      -Libro de Inventario y Cuentas Anuales
      Es importante que también tengas en posesión y legalices el libro de Visitas para inspecciones de Seguridad Social que puedas tener.

      Saludos 🙂

  • Buenos días Gestrón.

    Me gusta mucho que dejes esos cuatro criterios como guía: pones el foco en lo importante para valorar el cambio de autónomo a S.L. Sencillo y claro.

    Como es verano, y hace calor, me voy a meter a hacer algo de pupa: el escudo protector del patrimonio personal no funciona tanto contra las superarmas de los bancos cuando vas a pedir financiación. O la S.L. tiene un patrimonio bueno, bueno; o un autónomo normalito reconvertido en S.L. tiene que garantizar con su patrimonio personal.

    Como en un casino: ¡La banca siempre gana!

    Un saludo a todos.

    • Buenos días Pilar,

      Siempre es bueno hacer un poquito de “pupa” 😀 La verdad es que tienes razón, ya que los bancos (sobre todo a nuevas S.L) suelen pedirles garantizar con el patrimonio personal. Gracias por añadir esta valiosa información.

      Un saludo

  • Buenas, actualmente soy el administrador de una SL. En estos últimos años la cosa no ha ido como debiera y la sociedad no esta al día en pagos con Hacienda. Hemos pensado en finiquitar esta sociedad y crear una nueva para empezar desde cero. Sería esto posible manteniendo la misma actividad y en la misma situación local? Cuales podrían ser los problemas o inconvenientes? Le agradezco su atención.

    • Buenos días Manuel,

      Es posible finiqiuitar una S.L. y crear una nueva, pero eso no significa que las deudas de la antigua vayan a desaparecer. Además, tendrás costes añadidos por la creación de la nueva S.L. (notaria y demás), por lo que puede acabar incluso saliéndote más caro.

      Un saludo

    • Buenas noches Jose Antonio,

      Son 40.000 de beneficio, no de facturación. Es decir, que una vez restados los gastos, te queden (antes de impuestos) alrededor de 40.000 €. Aun así, es una cifra orientativa y depende también de los otros factores.

      Un saludo y gracias a ti por comentar 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.