cómo-presentar-impuestos-si-eres-autónomo-o-empresa

20 octubre 2020 > Contabilidad

Cómo presentar impuestos si eres autónomo o empresa

Cuando decides iniciar una actividad económica, tienes una serie de obligaciones con Hacienda. Entonces es habitual que te surjan dudas sobre cómo presentar impuestos o qué modelos tributarios para autónomos o pymes debes presentar. La gestión puedes hacerla solo o delegarla en una asesoría barata, como la de mis compis de Ayuda T Pymes, que te evitarán líos y estarán al pie del cañón con tu negocio.

Como sabes, tu obligación es presentar impuestos cada final de trimestre y anualmente, a modo de resumen de tu actividad. En este post te diré cuáles son los que tienes que presentar, ya seas autónomo o empresa, y cómo puedes hacerlo ¡Atención!

Tipos de impuestos que hay que presentar

Antes de emprender ya tienes tu primera responsabilidad con Hacienda, la declaración censal (Modelo 036 y 037). Aquí indicas cómo es tu negocio, cuáles son tus datos personales y en qué clasificación se encuentra tu actividad.

En el alta, debes elegir uno de los epígrafes del Impuesto de Actividad económica (IAE) que se aplica a autónomos o empresas para definir la actividad y, dependiendo del tipo que sea, la recaudación del impuesto será de ámbito local, provincial o estatal.

En este impuesto, aunque estén obligados a presentarlo, las personas físicas y sujetos pasivos del Impuestos de Sociedades con un importe neto inferior a 1.000.000 euros no tendrán que pagar.

El impuesto de sociedades (Modelos 200, 202, 222, 232) grava a las sociedades residentes en el territorio español y se calcula en relación a sus resultados contables, la diferencia entre ingresos y gastos.

Para que no se te pase ninguna de estas declaraciones, es importante que cuentes con el apoyo de una asesoría fiscal y tengas como guía el calendario del contribuyente que establece al año la Agencia Tributaria.

Impuestos trimestrales

Cada trimestre (no el natural, sino el fijado por Hacienda), tendrás que tener en cuenta los siguientes impuestos:

  • Declaración del IVA (Modelo 303): siendo pyme o autónomo, hay que declarar el IVA que has soportado en las facturas recibidas y expedidas del trimestre, mientras que las grandes empresas harán esto de forma mensual.
  • Declaración del IRPF (Modelo 130 o 131): un pago fraccionado que han de presentar autónomos y personas físicas que desarrollan actividades económicas profesionales. Es un impuesto que grava la totalidad de los rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales, así como las imputaciones de renta establecidas por ley.
  • Declaración de retenciones e ingresos a cuenta si las has efectuado (Modelo 111 o 115): dirigido a los empresarios y autónomos que hayan retenido IRPF en nóminas, finiquitos, facturas a profesionales, ciertas compras o retenciones por alquileres (que no sean inferiores a 900 euros anuales).

Impuestos anuales

Entre los impuestos anuales que tendrás que presentar, se encuentran:

  • Declaraciones de resumen anuales (Modelos 180, 190 y 390): durante los primeros 20 días naturales del mes de enero sobre retenciones, ingresos a cuenta o sobre el IVA a modo de recapitulación e información para la Agencia Tributaria.
  • Declaración anual del IRPF (Modelo D-100): es para declarar los rendimientos anuales de tu actividad económica, como trabajador asalariado o autónomo. Sirve como síntesis de las anteriores declaraciones trimestrales y se pueden presentar telemáticamente.
  • Declaración anual de operaciones con terceros (Modelo 346): este es obligatorio para autónomos y empresas cuando sus operaciones con un cliente o proveedor es de más de 3.000 euros en un año. Normalmente, se comprueba con clientes y proveedores los datos a presentar para evitar posibles contradicciones o descuadres.
  • Impuesto de sociedades para autónomos con sociedades (Modelo 202): son los pagos fraccionados que deben presentar aquellas entidades que tienen consideración de gran empresa, el resto no necesita declararlo.

Si quieres profundizar en estos aspectos, te recomiendo este otro post sobre los impuestos a presentar por autónomos. Pero si después de eso, te quedas con alguna duda, no tengas miedo a preguntar en los comentarios de este mismo artículo.

¿Cómo presentar impuestos telemáticamente?

Desde el 1 de enero de 2014, presentar impuestos por internet se volvió obligatorio para todos los autónomos, al igual que ya hacían las empresas.

Esto, por supuesto, te ahorra las visitas a Hacienda o al banco y te lo ponen un poco más fácil en las gestiones de tu negocio. La cuestión es ¿Cómo presentar impuestos por internet? ¿Qué pasos debes seguir? Pues veamos.

Paso 1: Revisa tu contabilidad

Lo primero es hacer el cálculo de los impuestos que tengas que presentar con tu programa o software de contabilidad y facturación.

Paso 2: Identificación

Para realizar los trámites, tendrás que acceder a la sede electrónica de Hacienda con un certificado digital que te identifique. Esto es un documento digital como persona física que, si no lo tienes, deberás pedir en la página oficial de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

También puedes usar una clave clave PIN, aunque esta clave tiene una validez limitada de 24 horas y tendrás que renovarla cada vez que la necesites.

Paso 3: Presentación de los modelos

Desde la pestaña de “Impuestos y tasas”, debes elegir el modelo tributario que quieres presentar y rellenar manualmente los campos o importar todos los datos de tu software de contabilidad para que estos se rellenen automáticamente.

Paso 4: Pago

En la presentación del impuesto, puedes elegir entre pagar en tu banco o identidad bancaria o domiciliar el pago. En este último caso deberás realizar el importe antes del día 15, ya que Hacienda cobraría el impuesto el día 20.

A excepción de las declaraciones fiscales con un único propósito informativo, todos los modelos suponen un pago de impuestos.

¿Cómo presentar impuestos y realizar el pago?

La presentación de tus impuestos debe cumplimentarse desde la página web de Hacienda, mientras que para realizar el pago tienes dos opciones:

  • Domiciliación del pago: esto supone que la Agencia Tributaria efectúa el cobro mediante un cargo en tu propia cuenta como contribuyente. Este será efectivo en el último día del plazo voluntario de liquidación del impuesto. Es decir, tendrás hasta el 15 de cada mes de presentación para seleccionarlo y, pasado el día, debes pagar en el banco.
  • Pago por el banco: si se te pasa el plazo para domiciliarlo o no has elegido esta opción, directamente pagas en el banco. No es necesario llevar el modelo tributario que corresponde, pero si dar datos que indiquen el modelo del impuesto y el importe a pagar a través de un NCR (Número de Referencia Completo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.