Emprender un negocio

31 agosto 2021 > Empresas

Cómo emprender un negocio en 30 días

Todos los días nacen nuevas empresas. Y todos los días hay personas que están pensando en montar la suya. ¿Eres tú uno de estos? Entonces este artículo está escrito justamente para ti.

Voy a describirte cómo puedes montar tu propia empresa en un solo mes paso a paso y día a día. Es un plan de ruta para que en cuestión de 30 días puedas pasar de no tener absolutamente nada a tener una empresa funcionando y, lo más importante, vendiendo y generando ingresos.

Prepárate para el viaje, que vienen curvas.

1º semana: arrancando el negocio

La primera semana es la más dura, ya que los primeros pasos siempre son los que cuestan más. Te dedicarás a investigar, preparar tu estrategia y hacer que tu negocio sea 100% legal.

Todo dependerá de las bases que sientes en estos primeros 7 días, así que tómatelos muy en serio y, si es necesario, tarda más de estos 7 días en completar esta fase.

Día 1: ¿qué estás vendiendo y a quién se lo vendes?

El primer paso es descubrir qué es lo que haces mejor, qué disfrutas haciendo y en qué eres muy bueno. Solo quieres montar una empresa sobre eso, ya que si lo haces sobre cualquier otra temática acabarás quemado u odiando tu trabajo.

Para descubrir eso en lo que eres tan bueno, te recomiendo hacer un análisis DAFO. Es muy simple, ya que solo tienes que hacer un cuadrante en el que incluyes tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Tras hacerlo, tendrás que definir qué es el éxito para ti. Ponte diferentes objetivos y metas, tanto económicas como personales, y apúntalas para dirigir todos tus esfuerzos a cumplirlas.

El siguiente paso en este primer día es saber qué tipo exacto de negocio vas a hacer. ¿Vas a ser un freelance que trabaja desde casa? ¿Vas a alquilar un local para vender en el centro de la ciudad? ¿O vas a asociarte con 2 personas más para montar una empresa más grande?

Una vez hayas realizado todos estos pasos tendrás claro qué es lo que vas a ofrecer. Ahora tienes que buscar a quién le vas a vender, que es algo igual o más importante. Define tu público objetivo a un nivel de detalle muy profundo, de hecho deberías ponerle nombre y hasta dibujarlo. Añade datos demográficos, de comportamiento, los problemas que tiene, sus retos, situación económica, etc.

Día 2: comienza tu estrategia

Ya tienes la base, ahora toca la estrategia. No hace falta que crees un plan de negocio ahora mismo a 5 años en el que incluyas cientos de acciones y demás. Solo tienes que definir tu misión, visión, qué vas a hacer y qué no vas a hacer.

Es importante que tengas en cuenta tus valores a la hora de definir estos parámetros. ¿Vas a trabajar para cualquier tipo de cliente? ¿Hasta dónde van a llegar tus servicios? Tomate muy en serio esta parte y pon límites claros a todo.

Una vez tengas los límites, analiza de nuevo tu público objetivo, descarta personas y empresas con las que no te gustaría trabajar y define acciones concretas a través de las cuales quieres crecer y darte a conocer.

Día 3: ¿dónde vas a trabajar?

Decide si vas a trabajar desde casa, en un local propio, en uno alquilado o incluso en un centro coworking. Para definirlo y elegir sin equivocarte, hace las siguientes preguntas:

  • ¿Tus clientes van a ver tu lugar de trabajo?
  • Si van a visitarte, ¿cómo irán a hacerlo? ¿Andando? ¿Tren? ¿Coche?
  • ¿Tendrán que aparcar un coche para visitarte?
  • ¿Puedes trabajar desde casa o eso perjudicaría tu vida personal?
  • ¿Qué localización es la más adecuada para tu empresa?
  • ¿Vas a contratar empleados?
  • ¿Qué cantidad de espacio necesitas exactamente?

Si no vas a tener empleados ni tus clientes van a verte nunca lo lógico es que trabajes desde casa. Y si te preocupa el hecho de no poder concentrarte, solo tienes que alquilar un espacio coworking y trabajar desde allí.

En caso de que compres o alquiles un local, ten muy en cuenta el número de empleados, el equipamiento que vas a necesitar y las previsiones de crecimiento. Si sabes que el negocio va a crecer rápido, tendrás que comprar un local más grande que si esperas ir pasito a pasito.

¿Has decidido que vas a comprar o alquilar un local? Entonces, tienes que hacer más preguntas:

  • ¿Cómo le va a las empresas similares a ti en la ciudad?
  • ¿Estarás en ventaja o desventaja si empiezas ese tipo de negocio en esa localización?
  • ¿Crees que hay demanda de este producto en tu ciudad?

Día 4: calcula la inversión inicial

La inversión dependerá mucho del punto anterior. Como comprenderás no es lo mismo trabajar desde casa que tener que alquilar un local o contratar empleados. Apunta todos los posibles gastos que tendrás, aunque sean mínimos, ya que necesitarás saber el dinero que necesitas en caso de necesitar un préstamo o poder ver la viabilidad del proyecto.

En este apartado es importante que analices cuáles son los gastos deducibles, ya que te permitirán poder reducir el pago de impuestos en un futuro. Incluso trabajando en casa podrás ver cuáles son tus gastos deducibles.

Día 5: comienza a perfilar el plan empresarial

No tienes que hacer un plan empresarial a 5 años con todo desglosado hasta el máximo detalle ahora mismo. Eso ya vendrá más tarde, ahora mismo solo tienes que saber de dónde vendrán los ingresos y gastos, qué mercado tienes con tu negocio y los pasos que vas a dar en estas semanas.

Varias de las acciones que debes hacer en este día son las siguientes:

  • Identidad de negocio.
  • Análisis del mercado y las necesidades que existen.
  • Pasos que necesitas dar y a dónde quieres llegar.
  • Costes de fundación.
  • Plan de gastos y necesidades de financiación.
  • Tipo de empleados que necesitas.

Día 6: haz un estudio de mercado

Este paso es tan importante que si te tomas 2-3 días en hacerlo es incluso mejor. Necesitas comprender cómo funciona tu sector y, sobre todo, qué es lo que se está pidiendo en él.

Puedes realizar este análisis tú mismo a través de decenas de herramientas. Puedes empezar con cosas tan básicas como encuestas, entrevistas a personas de tu mercado, emails y contactando con otras empresas y negocios relacionados con tu sector.

Dedica todo el tiempo necesario a este apartado, ya que podría ahorrarte empezar un negocio que después fracasará por no saber que no había demanda de lo que ofrecía. Si quieres conseguir financiación a través de inversores privados, también deberías escribir un pequeño plan de empresa en el que incluyas toda esta información para convencerlos de que hay mercado para tu producto.

Algunas maneras alternativas de conseguir información para tu estudio de mercado son las siguientes:

  • Busca en Google: analiza cuántas empresas similares hay en tu zona, estadísticas del sector, quién vende algo parecido a ti, qué hacen y cómo lo hacen. Y sobre todo descubre si les va bien o si les va mal.
  • Compra: si tienes competencia, compra y analiza el proceso. Tienes que ver por qué está pagando la gente y cómo valoran esos productos o servicios.
  • Habla con muchas personas: entrevista o ten una charla informal con posibles clientes y, si es posible, con trabajadores o personas del sector en el que vas a iniciar tu actividad.
  • Utiliza tus contactos: coge el email y el teléfono y empieza a preguntar a todos los que puedas para saber más sobre tu mercado.

Día 7: legaliza el negocio

Ya tienes toda la base clara y el estudio de mercado te ha dicho que “adelante, hazlo real“. Pues ahora te toca hacerlo todo legal, que no querrás problemas por trabajar “en negro”. Lo más probable es que tengas que decidir entre ser autónomo o S.L. o, en caso de que quieras fundar la empresa con otra persona, puede que una comunidad de bienes.

Decidas lo que decidas, ten en cuenta todas las ventajas y desventajas. En ambos artículos enlazados sabrás toda sobre las S.L. y la comunidad de bienes, aunque también deberías saber todo lo bueno y malo de ser autónomo o cómo fundar una Sociedad Limitada.

Financiación

2º semana: consigue el dinero

Esta semana está totalmente dedicada a crear tu propio elevator pitch (ahora te explicaré qué es), plan de negocio y analizar todas las posibilidades de financiación. Puede que la semana se te haga larga o corta, dependiendo de tus necesidades.

Día 8: escribe tu elevator pitch

Un elevator pitch no es más que una descripción corta de tu negocio. Tendrías que ser capaz de contarle a alguien de qué va tu empresa en un viaje en ascensor, por lo que no debería durar más de 40-60 segundos.

En un primer momento puedes hacerlo más largo, pero que nunca ocupe más de una página si lo escribes. Hazlo simple, directo y con la información realmente importante, ya que si buscas inversores no van a querer estar leyendo un plan de negocio de 25 páginas.

En ese plan de negocio deberías incluir qué haces, a quién le vendes, cuáles son las partes esenciales del negocio y cuánto dinero necesitas para arrancar. Con esos datos tienes el elevator pitch listo.

Días 9 y 10: crea tu plan de negocio

Esta parte es tan “fea” que necesitarás 2 días para completarla. Es necesaria para poder conseguir financiación, sobre todo de bancos e incluso si piensas hacerlo con un Kickstarter, que tampoco es mala opción si tienes una empresa habilitada para ello.

Para hacer este plan de negocio te recomiendo usar el modelo Canvas, el cual puedes descubrir en este artículo. Es más simple, directo y “vivo” que otros planes de negocio tradicionales y sirve para sentar las bases de tu empresa.

Día 11: analiza todas las posibilidades de financiación

Las opciones de financiación suelen estar resumidas en las siguientes:

  • Préstamo bancario: te pedirán tu plan de negocio y te pondrán muchísimas trabas, sobre todo si eres autónomo.
  • Crowsourcing: ¿tu empresa será de interés social o para un tipo de cliente muy “online”? Entonces puedes buscar financiación a través del crowsourcing, en el cual la inversión la pondrán tus futuros clientes a cambio de beneficios particulares en tus servicios o productos.
  • Inversor privado o fondo de inversiones: hay bastantes fondos de inversión en España, pero solo un 2% de los proyectos que ven son financiados. Tendrás que hacerlo muy bien.
  • Financiación propia: si no necesitas demasiada inversión, es mejor que te gastes tu propio dinero. Cuantas menos deudas, mejor que mejor.
  • Amigos y familia: puede que en tu círculo cercano haya un familiar o un amigo al que le guste tu proyecto y quiera invertir en ti. Ten cuidado al elegir a la persona y, sobre todo, poned condiciones aunque seáis amigos. No querrás perder una amistad por esto.

Días 12, 13  14: comienza a pedir financiación

Elijas lo que hayas elegido comienza a pedir la financiación en estos tres días. Llama al banco, comienza a hablar con tus conocidos o pide citas con inversores. No te esperes, muévete y busca el dinero, cuanto antes lo tengas, antes podrás comenzar.

Emprender

3º semana: no te pares

Now you’ve made progress, you can’t stop. You have to keep going. Continue working through the next steps. In this week, you’re going to look into insurance, creating your online presence, and figuring out whether or not you need to hire employees.

Día 15: ¿cómo vas a cobrar?

El primer motivo por el que una empresa cierra no es porque no es rentable. Es porque no hay dinero para pagar facturas, empleados y continuar funcionando en su primer año.

Esto ocurre, sobre todo, cuando tienes una empresa que no recibe los cobros inmediatamente. Muchos clientes pagan hasta con 90 días de retraso, por lo que en esos 90 días tu liquidez podría ser mínima.

Analiza cuál será el periodo medio de cobro y si necesitas algún tipo de financiación extra para funcionar con esos plazos.

Día 16: ¿vas a necesitar empleados?

Este día es el perfecto para ir en busca de esos empleados que necesitas o, si no los necesitas, dedicarte a investigar realmente si los necesitarás en un futuro. Comienza a hacer entrevistas, haz contactos y, si sabes que más adelante necesitarás empleados, ve buscándolos y contactando con ellos.

Piensa detenidamente esto, ya que un empleado es un coste bastante alto. Al principio es importante no añadir muchos costes en tu mochila o podrías acabar con “la soga al cuello”.

Para encontrar ese empleado perfecto puedes hablar con tu familia y amigos en búsqueda de recomendaciones, bolsas de empleo locales, a través de Internet, etc.

Días 17 y 18: dota de una marca a tu empresa

Una empresa necesita una marca. Hace falta que tu nombre, tu logotipo, tu web y todo lo que hagas en tu empresa funcione bajo un mismo tono, color y en sintonía. Decide cuál será la personalidad de tu marca y cómo te diferenciarás del resto de competidores, ya que será vital para no ser uno más en el mercado.

Aprende del resto, mira qué es lo que hacen, investiga y contacta con expertos del sector para saber más. No importa que seas un freelance o quieras montar una pyme, el personal branding y el branding corporativo son igual de importantes.

Before you can advertise your business or set up your website, you’ve got to think of how you’re going to brand your business.

Días 19 y 20: establece tu presencia online

No importa que seas un negocio local o que vayas a basar toda tu estrategia a través de Internet. Necesitas tener presencia online y ser accesible para cualquier persona que busque información.

Si tú no estás online, no podrás saber qué se dice de ti ni entrar en conversación con clientes o posibles contactos. Una web, un buen SEO local y redes sociales bien trabajadas te darán beneficios de imagen y de clientes.

Como mínimo, tendrás que hacer estas 4 cosas:

  1. Crea tu web: si no sabes hacerlo, contrata a alguien que lo haga por ti. Hoy en día es un mercado muy accesible y económico.
  2. Regístrate en Google My Business: el SEO local es vital si eres una empresa establecida y localizada en una ciudad. Aparece en el mapa de Google y en los primeros resultados.
  3. Prepara todas tus acciones de marketing online: el marketing online para negocios locales es diferenciador, ya que pocos lo hacen todavía. Aprovecha y diferenciate del resto.
  4. Registra tu empresa en redes sociales: recuerda las ventajas y desventajas de las redes sociales, analiza en cuáles debes tener presencia y regístrate en ellas.

Día 21: publicítate

Un negocio no se va a dar a conocer solo, ¿no? Es importante comenzar con una mínima inversión en publicidad, aunque si puedes invertir más mejor que mejor.

Algunas opciones para publicitarte pueden ser las siguientes:

  • Contrata una agencia de marketing y déjalo en sus manos.
  • Anúnciate en Google Adwords o Facebook Ads.
  • Pon un anuncio en el periódico o en la radio.
  • Reparte flyers a través de la zona cercana a tu negocio.
  • Habla con periodistas y “convéncelos” para que hablen de ti en un artículo.
  • Haz networking, contacta con otras personas de tu sector y hazte visible en los eventos.
  • Busca sponsors o patrocinadores que te ayuden a cambio de tus servicios.
  • Haz un concurso de apertura o un evento cuando comiences el negocio.

Haz lo que quieras, pero haz algo. No esperes que todo el mundo te vaya a encontrar, ya que si tú no los buscas a ellos jamás te conocerán ni podrán contactar contigo.

Vender

4º semana: ¡comienza a vender!

Ya no tienes excusa, tienes tu negocio en marcha y toca comenzar a vender. Ahora sí que no te puedes parar, ya que estás establecido y necesitas comenzar a vender YA.

Día 22: difunde tu propuesta de valor

Tienes que definir una propuesta de valor única que defina por qué tu negocio es distinto al resto. Analiza qué es lo que ofrecen el resto de empresas de la competencia, en qué se diferencian y qué les hace únicos. Es algo que puedes analizar en los anuncios, la web y toda la presencia de tu competencia.

Ponte en los zapatos de tus clientes y piensa qué es lo que quieren, qué valorarían por encima del resto de cosas y qué beneficios quieren conseguir con tu producto o servicio y no con el de tus competidores.

Si ya comenzaste con tu negocio puedes descubrir tu propuesta de valor en función de lo que te hayan dicho tus clientes. Pregúntales y descubre más sobre ellos para saber más sobre por qué te han comprado.

Días 23 y 24: llama, difunde y comienza a ir a todas partes

Crea una lista de personas con las que te gustaría contactar y que sabes que podrían ayudarte a hacer funcionar tu negocio. Guarda todos los datos posibles sobre cada uno de ellos, crea una descripción y analiza qué es lo que les podría venir mejor o peor.

Y después llama, ve a sus locales, contacta con ellos por email o intenta llegar a ellos como sea. Según algunos expertos startuperos americanos tendrías que ser capaz de hacer 50 contactos telefónicos en 150 minutos. Con 3 minutos por llamada te debería sobrar.

Día 25: sigue tus contactos

Todo el trabajo de contactos que hiciste el día anterior tiene que continuar hoy. Contacta con todos los que se interesaron y explícales con mayor profundidad todo sobre tu empresa.

Puedes invitarlos a una comida o un café, quedar a través de Skype, una reunión en tu local o simplemente conseguir que difundan tu empresa a cambio de algún tipo de servicio o intercambio.

Día 26 y 27: mantén y sigue interactuando con tu público

Ya tienes una audiencia, contactos establecidos y un pequeño alcance con tu negocio entre la publicidad y los contactos. Mantén el contacto con ellos, interactúa a través de redes sociales, teléfono o cualquier otro medio. No seas pesado, pero tampoco abandones a tus contactos.

Para mantener el contacto puedes hacer todo tipo de cosas como estas:

  • Felicitarlos por su cumpleaños o en eventos importantes.
  • Ofrecerles descuentos por su fidelidad.
  • Enviar postales navideñas.
  • Felicitarlos por conseguir objetivos personales.

Día 28: contrata una asesoría

Tu negocio está funcionando y necesitarás que alguien gestione todo el papeleo. No te recomiendo que lo lleves tú mismo, ya que perderás tiempo y en esta fase es vital aprovechar cada minuto.

Ya sabes, yo trabajo en Ayuda-T Pymes y si te gusta lo que escribo, más te gustará el servicio que presto 😀

Día 29 y 30: descansa

Date dos días de descanso y respira tras este mes tan intenso. No puedes vivir todo el día trabajando, ya que acabaría con tu productividad. Puede que te cueste trabajo encontrar estos dos días para descansar, pero tienes que hacerlo y empezar a acostumbrarte a “librarte” de tu empresa de vez en cuando.

Bienvenido a tu nueva empresa

Aunque estos 30 días sean figurados, ya que hay muchos procesos legales y problemas que pueden surgirte por el camino, son una guía perfecta para montar tu empresa en muy poco tiempo.

Emprender es complicado, pero no es imposible. Y si necesitas ayuda en alguna parte del proceso, contacta conmigo a través de un comentario y te ayudaré en lo que pueda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.